Sorprendido en Burgos ante un semáforo litrona en mano, sin permiso y sin cinturón de seguridad

Agentes de la Policía Nacional de Burgos han detenido a un varón de 36 años, M.J.J, con numerosos antecedentes, por los presuntos delitos de atentado contra agentes de la autoridad y contra la seguridad vial, después de que una patrulla le sorprendiera al volante bebiendo, sin permiso y sin cinturón de seguridad, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Agentes de la Policía Nacional de Burgos han detenido a un varón de 36 años, M.J.J, con numerosos antecedentes, por los presuntos delitos de atentado contra agentes de la autoridad y contra la seguridad vial, después de que una patrulla le sorprendiera al volante bebiendo, sin permiso y sin cinturón de seguridad, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

El infractor su sorprendido cuando estaba parado en su semáforo mientras bebía una litrona de cerveza y no llevaba puesto el cinturón.

Al tratar de identificarlo, el sujeto se dio a la fuga, poniendo en serio riesgo la circulación rodada, por lo que los agentes desistieron de perseguirlo. Sin embargo, minutos más tarde lo localizaron cuando iba a aparcar el coche, momento en el que aprovecharon para interceptarlo.

Una vez sometido a la prueba de alcoholemia por la Policía Local, dio resultado positivo. Además, se comprobó que no disponía de permiso para conducir, por lo que se le retiró el coche.

Ante ello, el sujeto la emprendió a golpes con los agentes, quienes tuvieron que reducirlo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento