Trabajadores de la empresa pública ESMASA han aprobado en Asamblea General continuar la huelga de recogida de residuos en Alcorcón hasta que el Ayuntamiento presente una propuesta por escrito, sea ratificada en Pleno y recoja que, a excepción del vidrio, el resto de los servicios continuarán en manos de los propios trabajadores de la empresa pública.

"Queremos que formalicen la promesa de que el cartón, los envases y el material orgánico lo vamos a seguir recogiendo nosotros, y que no va a haber disolución de la empresa pública. Con esto, nosotros asumiremos que perdemos el servicio de recogida de vidrio", ha señalado Álvaro Sánchez, miembro del Comité de Huelga.

David Pérez asegura que se está haciendo un "grave daño" a la empresa públicaPor su parte, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha lamentado que no haya habido acuerdo de disolución de la huelga por parte de los trabajadores de ESMASA e insiste en que se está haciendo un "grave daño" a la empresa pública, a la ciudad y a los vecinos de la localidad.

"Con unos altercados que han arrasado con la ciudad, con una acumulación de basuras que es una amenaza contra la salud y con unos ciudadanos que ya está hartos de este chantaje al que se está viendo sometido la población por parte de los convocantes de la huelga... Es una gravísima irresponsabilidad que en estos momentos no se haya desconvocado", ha señalado el regidor.

No hay acuerdo

Fuentes municipales han puntualizado que, hoy por hoy, el acuerdo al que hacen referencia los sindicatos y que se alcanzó en la tarde noche de ayer, entre la empresa y responsables sindicales, se ha roto. "No hay acuerdo porque los sindicatos lo han roto por segunda vez. Se había dicho que se desconvocaba la huelga y después se negociaba, no al revés. Ahora mismo, hoy por hoy, está el acuerdo roto", han insistido las mismas fuentes.

En la reunión llevada a cabo este domingo se habló de que se garantizarían los empleo y los sueldos y se consensuaría la externalización del vidrio con los trabajadores. "También se les dijo que, en caso necesario, se buscarían otras funciones que suplieran la posible pérdida de volumen de trabajo. Además, jamás hasta ahora se ha hablado de que fuese a haber una disolución de la empresa pública", han puntualizado.

Significa la mayor agresión contra la empresa públicaEn estos términos, el regidor, David Pérez, ha incidido en que es precisamente la no disolución de la huelga la que puede poner en riesgo la viabilidad de ESMASA y, por tanto, de los puestos de trabajo. "Probablemente lo que acaban de hacer es tomar una decisión que pone en peligro la propia viabilidad de la empresa ESMASA y de sus puestos de trabajo", ha añadiado.

Y es que, el alcalde de Alcorcón ha indicado que no oculta a "nadie que la pérdida de contratos que está teniendo, y que podría elevarse hasta los 600.000 euros, significa la mayor agresión contra la empresa pública".

Pagarán los responsables

Pérez ha recordado que, tras la situación de "extrema violencia que ha vivido el municipio" este fin de semana, los costes para la ciudad se elevarían a 200.000 euros y que éstos caerán sobre los convocantes de los paros.

"Todos los gastos que estamos teniendo con estos destrozos, estos sabotajes, este vandalismo y estas huelgas injustas que estamos sufriendo, serán repercutidos a los responsables. A los convocantes de las protestas", ha puntualizado Pérez.

Los costes para Alcorcón se acercan a los 200.000 eurosEn este punto, anuncia también que dentro de las denuncias que se están manejando por actos vandálicos y destrozos se estudiará si se está cometiendo un delito contra la salud por la continuación del parón de recogida de residuos.

"Advierto que, en vista de la irresponsabilidad sindical, vamos a revisar nuestra denuncia para ver si pudiera comportar también un delito contra la salud pública. Porque en este momento mantener una huelga que está poniendo en riesgo la salud pública de una forma grave.

Libertad con cargos para los detenidos

Por otro lado, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Alcorcón, en función de guardia de detenidos, ha dejado este lunes en libertad con cargos a trece de los detenidos el pasado sábado en este municipio madrileño en el transcurso de los altercados registrados contra los recortes de personal incluidos en el Presupuesto 2014.

Según han informado fuentes jurídicas, los apresados han quedado libres tras comparecer ante el magistrado. Los detenidos se enfrentan a los presuntos delitos de atentado, desobediencia, daños, lesiones y desórdenes. El Juzgado prosigue con las diligencias de investigación.

Once de ellos son españoles, dos marroquíes, otro tunecino y otro bolivianoEntre los detenidos había dos menores de edad, tres mujeres y diez varones. Once de ellos son españoles, dos marroquíes, otro tunecino y otro boliviano, con una edad comprendida entre los 14 y 35 años.

De los quince detenidos, seis fueron apresados por el Cuerpo Nacional de la Policía y nueve por parte de la Policía Local. Atentado a la autoridad, desórdenes públicos, lesiones y daños son los cargos de los que se les acusa a varios de los detenidos.

En el transcurso de los disturbios, un total de 14 agentes de la Policía Nacional resultaron heridos, la mayor parte por el lanzamiento de adoquines. Otros siete policías municipales también resultaron heridos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.