Sánchez Dragó
Sánchez Dragó
El director y presentador del programa informativo "Diario de la Noche" de Telemadrid, Fernando Sánchez Dragó, acusó este miércoles al PSOE y a las asociaciones de mujeres que han pedido su dimisión de "no respetar la libertad de expresión", y consideró "ridículo" que le llamen "sexista" y "racista".

Es ridículo decir que soy sexista, cuando soy el hombre más femenino de España

"Es ridículo decir que soy sexista, cuando soy el hombre más femenino de España, predico alcanzar el andrógino y toda mi vida me he esforzado por desarrollar la mujer que llevo dentro; y es igualmente ridículo decir que soy racista, cuando mi mujer es japonesa, he vivido la mayor parte de mi vida en Asia y África, y no me gusta vivir en Europa", afirmó Sánchez Dragó.

El grupo parlamentario del PSOE en la Asamblea de Madrid reclamó este miércoles la "dimisión" del director del "Diario de la Noche" por sus afirmaciones sobre los inmigrantes en una entrevista concedida a 20 minutos, en el que, entra otras cosas, afirmaba que "los españoles son uno de los pueblos más sucios de la Tierra y los madrileños ni te digo. Y los emigrantes aún peor".

Además, los consejeros de Telemadrid elegidos a propuesta del PSOE han anunciado que exigirán el "cese inmediato" de Sánchez Dragó por "utilizar la pantalla de todos los madrileños para difundir su ideario intolerante, racista y sexista".

En España no hay libertad de expresión y en países como EEUU o Inglaterra no sucedería una cosa así

El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid exigió también la dimisión de Sánchez Dragó por considerar "sexistas" sus opiniones sobre un anuncio de la marca italiana Dolce & Gabbana.

El periodista y escritor, que el martes apareció en su programa con unas orejas de burro para pedir disculpas por sus polémicas declaraciones, sostuvo en sus manifestaciones a Efe que "en España no hay libertad de expresión" y que en países como Estados Unidos e Inglaterra "no sucedería una cosa así".

"Soy políticamente incorrecto"

"Dicen esas cosas en nombre de la corrección política. Yo soy políticamente incorrecto y la corrección política no es más que la mordaza que antiguamente se llamaba censura e Inquisición. Además yo hablo con palabras de escritor, no con eufemismos de personas que sólo quieren ganar votos", señaló.

Tras subrayar que "nunca" le ha "preocupado el que dirán" e insistir en que lo que le está sucediendo a él es lo que "les sucede a todas las personas libres cuando están rodeadas de gentes que no respetan la libertad de expresión", criticó la "envidia", la "falta de sentido del humor", el "electoralismo" y las "estrategias de intereses creados".

No obstante, aseguró que está "feliz" con las críticas que recibe y que le "gusta", le "estimula" y le "rejuvenece" tener "enemigos".

El escritor y periodista estará el viernes a partir de las 11.00 en la redacción de 20 minutos para contestar a vuestras preguntas. Deja la tuya.