La infanta Cristina no tendrá que hacer el 'paseíllo' para declarar ante el juez Castro

  • El juez decano autoriza que baje la rampa en coche, alega razones de "seguridad" y atiende así la propuesta que le había planteado la Policía Nacional.
  • "Nosotros no le imponemos el descenso en vehículo, lo autorizamos", ha añadido sobre esta decisión, que supone una excepción a la regla general.
  • Francisco Martínez Espinosa abre la puerta a que la infanta quiera bajar la rampa andando: "Lo decidirá la persona imputada, eso ya queda a su criterio".
  • A FONDO: Vivir junto al juzgado en el que declarará la infanta o cómo cambia la vida de una calle
La infanta Cristina dentro de un vehículo, en una imagen de archivo.
La infanta Cristina dentro de un vehículo, en una imagen de archivo.
GTRES

El juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, ha autorizado este viernes que la infanta Cristina acceda en coche a los juzgados, "por estrictas razones de seguridad", cuando el próximo 8 de febrero comparezca como imputada en el caso Nóos.

Martínez Espinosa atiende así la propuesta que le había planteado la Policía Nacional como "absolutamente recomendable y estrictamente necesario, en orden a garantizar un nivel de seguridad adecuado" en el desarrollo de la declaración de doña Cristina ante el juez de instrucción José Castro.

El juez decano de Palma ha hecho esta mañana declaraciones a los medios de comunicación, ante la expectación que ha generado esta cuestión, y ha recalcado que su decisión se basa en el requerimiento realizado por la Policía por motivos de seguridad.

"Se invoca en esencia que se trata de un acto programado con anterioridad y de público conocimiento, de gran repercusión mediática, en zona de actuación concreta y limitada, con topografía de rutas de entrada y salida inadecuadas, con previsión efectiva de grupos hostiles y con gran repercusión en redes sociales y en clima de tensión social", recoge la resolución del juez decano.

El decano ha asegurado que "el riesgo sería cualquier acto hostil que pudiera ir dirigido contra esta persona". Martínez Espinosa ha añadido que su deber es establecer los criterios de seguridad en los juzgados en virtud de lo requerido por la Policía, pero ha puntualizado que "lo que decida a última hora la persona imputada, eso ya queda a su criterio".

"No le imponemos el descenso en vehículo, lo autorizamos"

"Nosotros no le imponemos el descenso en vehículo, lo autorizamos", ha añadido Martínez Espinosa sobre esta decisión, que supone una excepción a la regla general de entrada en las dependencias judiciales, que es acceder "a pie" por "la rampa". El decano ha asegurado que no ha recibido ninguna instrucción por parte de la Casa Real, sino únicamente el informe de la Policía sobre la conveniencia de que la infanta pueda bajar en coche para garantizar un estándar de seguridad.

Martínez Espinosa se ha referido también a la autorización a la prensa para asistir a la llegada y salida de la infanta desde el patio de los Juzgados de Vía Alemania y ha asegurado que considera "un gran logro" que se mantengan para los medios de comunicación las condiciones que tuvieron en anteriores declaraciones de especial repercusión en este caso.

Ha admitido que temió que "las exigencias de seguridad, llevadas a los últimos términos", pudieran limitar el seguimiento por parte de los medios, pero ha recalcado que la intención es "que sea en la misma delimitación y en la misma forma en la que se ha establecido en ocasiones anteriores".

El juez decano ha dicho que las fuerzas de seguridad han mostrado predisposición a que los medios accedan y ha defendido que "se trata de una comparecencia de una persona con una relevancia pública incuestionable, en un acto de trascendencia mediática indiscutible".

La defensa respeta la decisión del juez

Jesús María Silva, uno de los abogados defensores de la infanta Cristina, había dicho este viernes que acatarían "cualquier decisión del juez". Sobre el informe policial que aconsejaba que la infanta acceda en coche por seguridad, Silva indicó: "Lo que diga la policía, en principio me lo creo. Hay razones de seguridad, pero, insisto, no tengo la capacidad de valorarlo. Es un tema en el que quien tiene que tomar la decisión son las Fuerzas de Seguridad del Estado y después el juez tendrá que valorar todos los pros y contras de las circunstancias".

Silva, sobre la petición de los abogados de Diego Torres para que se grabe en vídeo, y no solo en audio, la declaración de la infanta, ha afirmado que "es un tema de ponderación; nosotros hemos entendido que la grabación en audio cumple todos los criterios de ponderación para asegurar la grabación y, a partir de aquí, lo solicitamos, el juez nos lo concedió, ahora se ha recurrido y el juez tendrá que decidir sobre este asunto".

Y si ello pudiera ser injusto por ser un trato diferenciado, Silva ha recordado que "todo el mundo que ha pedido ante el juez que se le transcribiera directamente (su declaración), se le aceptó, pero acataremos cualquier decisión del juez", ha insistido. "Pedimos lo que corresponde —ha proseguido— a nuestros intereses y a los generales, también en este caso. Si luego el juez cambia de opinión, lo acataremos y nada más".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento