Novatadas
Imagen de archivo de unos universitarios españoles realizando novatadas a los recién llegados. ARCHIVO

La reciente muerte de seis jóvenes en la playa de Meco, a las afueras de Lisboa, en circunstancias que podrían estar vinculadas con novatadas universitarias, ha reavivado el debate contra estas prácticas y ha generado nuevas propuestas para combatirlas en Portugal. Este jueves los miembros de agrupaciones académicas y de la Asociación Portuguesa de Enseñanza Superior presentaron varias de esas propuestas en su reunión con el ministro luso de Educación, Nuno Carto, y el secretario de Estado de Enseñanza Superior, José Ferreira Gomes.

Los estudiantes han propuesto la creación de un estatuto que incluya reglas y sanciones para estos abusos Los representantes de los estudiantes han propuesto la creación de un Estatuto del Estudiante de Enseñanza Superior que incluya reglas y sanciones para casos de abusos vinculados a novatadas. Su propuesta se unirá a las que surjan de próximos encuentros previstos en el Ministerio de Educación con responsables del Consejo de Rectores de las Universidades portuguesas y del Consejo Coordinador de los Institutos Superiores Politécnicos. Se suma además a la que planteó este miércoles en el Parlamento el marxista Bloque de Izquierda que incluye una serie de medidas de regularización de las novatadas.

El debate generado en la sociedad y entre los políticos ha llevado además a un grupo de estudiantes contrarios a esta arraigada tradición universitaria a convocar una vigilia para expresar su rechazo, el próximo día 22 frente a la Universidad Lusófona de Lisboa.

De forma paralela, se mantiene en internet una petición de firmas 'Por el fin de las novatadas académica', que ya cuenta con 2.116 suscriptores y en la que se define esa práctica como una especie de acoso consentido por la sociedad, que tiene como única finalidad la humillación de quien se somete a ella.

Algunas facultades, como la de Ciencias de la Universidad de Oporto, han renovado su compromiso contra las novatadas por los peligros que acarrean.

Seis jóvenes muertos en diciembre

Todo esto se produce a raíz del accidente que se saldó con seis jóvenes muertos en la playa de Meco en la madrugada del pasado 15 de diciembre, sobre el que las autoridades sospechas que puede estar vinculado a una de estas novatadas.

El único superviviente del suceso, João Gouveia, de 23 años y líder de las novatadas en la Universidad Lusófona, aún no ha prestado declaración ante las autoridades en relación con este caso que, aunque permanece bajo secreto judicial, cada día acapara más atención mediática en Portugal. El joven estudiante de Ingeniería Informática padece desde la fecha del siniestro un proceso de "amnesia selectiva" y está afectado psicológicamente, según diversas fuentes.