Al mal del acoso escolar le salen enfermos imaginarios. Algunas asociaciones calculan que " entre un 12 y un 15% de los casos que se nos relatan como acoso y no lo son", explica Ferrán Barri, psicólogo de SOS Bullying.

Educación no facilita datos sobre acoso en la escuela madrileña
La Asociación Contra el Acoso Escolar achaca las falsas denuncias a tretas para conseguir el cambio de centro. "Hemos detectado el fraude y pedimos que no se permitan cambios en base a denuncias falsas", dice su portavoz, Encarnación García.

Educación no facilita datos sobre acoso en la escuela madrileña. Sin embargo, un portavoz recuerda que cada denuncia ha de documentarse ante la dirección del colegio y la inspección.

Hasta la oficina del Defensor del Menor llegaron el año pasado 110 padres denunciando que sus hijos padecían el acoso de sus compañeros: «La mayoría» fueron falsas alarmas. Sin embargo, no todos los supuestos casos de bullying se tramitan a través del Defensor del Menor. Según Movimiento contra la Intolerancia, el número total de denuncias en la región cada año ronda el millar.

Peleas que no son acoso

En muchas ocasiones, según los expertos, se confunde un conflicto puntual con acoso. Los padres echan la culpa a la alarma social. "Es tanta la sensibilización que estamos más alerta y nos preguntamos si nuestros hijos son acosados", explica Mercedes Díaz, de la Giner de los Ríos.

Los profesores, a través del sindicato ANPE, piden cordura. No hay que ser inconsciente, "colgarle el cartel de acosado a un hijo es algo muy delicado", dicen.

6 preguntas a...

Valentín Martínez-Otero

Doctor en pedagogía y psicopedagogía

1 ¿Cómo sé si mi hijo sufre acoso escolar? Si no quiere ir al colegio, si disminuye su rendimiento académico, si se modifica su comportamiento o presenta problemas de sueño, alimentación y, por supuesto, cuando hay signos visibles de violencia.

2 ¿Qué es el acoso escolar? Aunque hay grados, es una presión intensa y sistemática (agresiones físicas, insultos, burlas...) sobre un alumno que suele hallarse en situación desventajosa y que le lleva a ser una víctima.

3 ¿Cuándo no es acoso? Si nos encontramos ante un conflicto puntual entre alumnos, lo que no impide que el daño pueda ser grave como consecuencia de una pelea.

4 ¿Hay formas de prevenirlo? Mediante la sensibilización de profesores, padres y alumnos.

5 ¿Qué tengo que hacer si detecto que mi hijo es acosado? Valorar su estado, con ayuda de profesionales. Ponerlo en conocimiento del centro escolar. En función del impacto concreto del acoso así será la ayuda que se le brinde.

6 ¿Es necesario el traslado de centro si se sufre acoso? No parece lo más recomendable, aunque deben evaluarse ventajas e inconvenientes. Cuando los acosados son trasladados, los agresores se jactan de su acción y repiten.