El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este jueves que la economía española aceleró el ritmo de crecimiento en el cuarto trimestre de 2013, en el que avanzó el 0,3%, cuando un trimestre antes sólo crecía una décima. Un dato, que para el ministro de Economía Luis de Guindos, es "positivo" y "una señal de esperanza".

A pesar del incremento del último trimestre, en el conjunto del año el PIB cayó el 1,2 %, lo que el INE achaca a la aportación negativa de la demanda nacional, que no pudo ser compensada por la contribución positiva del sector exterior.

La caída anual ha sido una décima inferior a la pronosticada por el Gobierno (1,3%)Los datos avanzados por Estadística coinciden con los adelantados la semana pasada por el Banco de España, si bien el detalle de la evolución económica del cuarto trimestre no se conocerá hasta dentro de un mes.

El INE sólo indica que la evolución de la demanda nacional es cada vez menos negativa, en tanto que está decreciendo el avance del sector exterior, lo que corrobora el análisis del Banco de España. La caída anual ha sido una décima inferior a la pronosticada por el Gobierno (1,3%), si bien desde el Ejecutivo ya se auguró que el dato podría ser algo mejor de lo previsto.

Según el Banco de España, la salida de la recesión en la segunda mitad de 2013 ha sido posible por el alivio de las tensiones en los mercados financieros, la progresiva normalización de la financiación externa, el aumento de la confianza y el mejor comportamiento del mercado de trabajo.

A este respecto ha señalado que a lo largo de 2013 ha cambiado el patrón del PIB, ya que en los tres primeros trimestres la fortaleza del sector exterior permitió mitigar la paralización de la actividad interna, mientras que en el último fue la demanda doméstica la que compensó la nula contribución al PIB del saldo neto exterior.

De acuerdo con ello, el avance de la economía en el cuarto trimestre del ano fue posible por la recuperación del consumo, el dinamismo de la inversión empresarial y la contención del ajuste de la inversión en el sector de la construcción.

De Guindos: "Una señal de esperanza"

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado este jueves que este crecimiento es un dato "positivo" y una "señal de esperanza" para la economía española.

Es una señal de esperanza, pero hay que darle continuidad y fortalecerlaDe Guindos, en declaraciones a la Cadena Cope, ha subrayado que los datos del PIB del cuarto trimestre "refuerzan la recuperación" que empezó a observarse en el tercer trimestre de 2013, cuando la economía española salió de la recesión técnica al crecer un 0,1%.

Para el ministro, lo "más interesante" es que durante la crisis no se había dado nunca un crecimiento trimestral de tres décimas, pues hasta ahora, si crecía el PIB, lo hacía en valores inferiores.

Queda muchísimo por hacer y el camino está lleno de curvas"Es una señal de esperanza, pero hay que darle continuidad y fortalecerla", ha dicho el ministro de Economía, que ha añadido que tanto los datos de PIB como los arrojados por la Encuesta de Población Activa (EPA) indicando que hubo ya creación de empleo en el cuarto trimestre de 2013, apuntan que España "ha dejado atrás la recesión".

En cualquier caso, De Guindos ha advertido de que, pese a que las cifras son positivas, "queda muchísimo por hacer y el camino que se tiene por delante está lleno de curvas", refiriéndose especialmente a la elevada tasa de paro de España.