El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. EFE

El ministro de Economía y Competitividad de España, Luis de Guindos, mostró este martes su confianza en que el país logrará cumplir el objetivo marcado por Bruselas de rebajar su déficit público por debajo del límite del 6,5% del PIB al cierre de 2013, tras conocerse que el desvío hasta noviembre fue del 5,44%.

Los datos recogidos hasta este mes "ponen de manifiesto que efectivamente se espera converger hacia el 6,5%, que es nuestro compromiso" recogido en el programa de estabilidad de España, explicó De Guindos en rueda de prensa al término de la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, el Ecofin.

El déficit conjunto de la Administración, las CC AA y la Seguridad Social fue hasta noviembre de 2013 del 5,44% del PIB El ministro indicó que, aunque aún no están cerrados los datos de déficit correspondientes a diciembre, "sí hay una serie de elementos que creo que son positivos".

En concreto, señaló la reducción del pago de intereses que afronta España, que indicó que ha retrocedido en 8.800 millones, y la mejora de la recaudación que se ha producido en 2013, especialmente en los últimos meses del año.

Además, De Guindos señaló que otro elemento "positivo" para la reducción del déficit "es el comportamiento de los ayuntamientos" que durante el año pasado registraron "buenos datos que esperamos que sigan mejorando a lo largo de 2014".

El déficit conjunto de la Administración central, las comunidades autónomas y la Seguridad Social —todas menos las entidades locales— fue hasta noviembre de 2013 del 5,44% del PIB, un total de 55.841 millones de euros, excluidas las ayudas al sistema financiero.

Según ha publicado este martes el Ministerio de Hacienda, el déficit de la administración central fue del 3,86% del PIB (39.603 millones), el de las comunidades del 1,26% del PIB (12.901 millones) y el de la Seguridad Social del 0,33% del PIB (3.337).

Para 2013, el objetivo de déficit para el conjunto de las administraciones es del 6,5% del PIB (3,8% el Estado, 1,3% las autonomías y 1,4% la Seguridad Social).

El núcleo duro de la reforma laboral está hecho

Por otra parte, De Guindos se ha referido a las sugerencias hechas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un libro publicado este martes, en el que recomienda a España tomar más medidas orientadas al mercado laboral.

El ministro afirmó que el "núcleo duro" de la reforma laboral ya se ha llevado a cabo y que han tomado recientemente medidas para perfeccionarla.

"Lo que es el núcleo duro de la reforma laboral está hecho, antes de Navidades se adoptaron también una serie de medidas de perfeccionamiento, pero en la parte sustancial la reforma laboral en España está hecha", aseguró De Guindos.

El próximo consejero del BCE será español

El ministro de Economía también se mostró convencido de que el próximo consejero del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) será español.

"Estoy convencido de que el próximo consejero del BCE será español. Cuando toque (reemplazar) al próximo, el siguiente estoy convencido de que va a ser español", afirmó De Guindos.

Respecto a si este puesto que espera que recaiga en manos de un español podría ser la vicepresidencia del BCE, una vez que expire el mandato del portugués Vítor Constancio en 2018, De Guindos dijo que "no lo sabe", pero insistió en que "el próximo miembro de la ejecutiva del BCE, estoy convencido de que será español".

El Ecofin pide un acuerdo sobre la unión bancaria

La ambición de la presidencia es terminar todo antes de las elecciones europeas Respecto a las conclusiones de la reunión, los ministros europeos de Economía y Finanzas (Ecofin) enviaron este martes un mensaje al Parlamento Europeo (PE) sobre la necesidad de cerrar un acuerdo acerca del mecanismo único de resolución bancaria antes de las elecciones europeas de mayo.

"La ambición de la presidencia (griega de turno de la UE) es terminar todo antes de las elecciones europeas, así que los 'Ecofines' de febrero y marzo serán cruciales", declaró el ministro griego de Finanzas, Yannis Sturnaras, en rueda de prensa al término de la reunión.

"Estamos abiertos a discutir con el Parlamento Europeo, la presidencia griega quiere un entendimiento mutuo", añadió Sturnaras en referencia a las negociaciones ya en curso entre los países y la Eurocámara.