El mediador en el proceso de paz de Siria reconoce que "no hay avances humanitarios"

  • Un convoy de la ONU con ayuda de primera necesidad no ha entrado en Homs.
  • "Vamos a seguir intentando que esto funcione", ha dicho Lajdar Brahimi.
  • La oposición critica que se obvie cualquier alusión a una transición democrática.
  • El proceso de paz de Siria encalla en el inicio de las discusiones políticas.
El mediador en el proceso de paz para Siria, Lajdar Brahimi, ofrece una rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas
El mediador en el proceso de paz para Siria, Lajdar Brahimi, ofrece una rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas
EFE

Las negociaciones humanitarias que han tenido lugar entre el Gobierno de Siria y la oposición, especialmente para dejar salir a las mujeres y niños que se encuentran atrapados en el casco antiguo de la ciudad de Homs, "no han dado resultados", informó el mediador en el proceso de paz, Lajdar Brahimi. De esta forma, el proceso de paz de Siria encalla en el inicio de las discusiones políticas.

"La delegación gubernamental me dijo que había un acuerdo para la salida de niños y mujeres, pero se sigue discutiendo cómo se debe hacer esto. Creo que el Gobierno quiere hacerlo, pero no es fácil", declaró en una rueda de prensa. Brahimi reconoció que la salida de civiles de Homs, así como la tentativa de propiciar la liberación de prisioneros y personas secuestradas, no han conseguido concretarse.

Tampoco un convoy de la ONU con ayuda humanitaria (alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad) ha entrado en Homs porque aún no se ha tomado localmente una decisión al respecto, explicó. "Les he pedido que consideren hacer algo sobre esas áreas asediadas, sea por el Gobierno o grupos armados. La gente realmente está sufriendo allí", invocó Brahimi al comparecer ante la prensa al concluir el cuarto día de las negociaciones.

El alivio de la situación de los civiles en zonas bajo asedio armado, así como la situación de los detenidos, son dos cuestiones que se consideraba podían mostrar la buena voluntad de ambas partes en este proceso de paz. "Las medidas de confianza generalmente se establecen antes de que las negociaciones empiecen, preparan el terreno y crean una atmósfera propicia", lo que en este caso no está ocurriendo, comentó el mediador.

Dijo que aunque todavía no hay resultados concretos en el terreno humanitario, los esfuerzos en este sentido continuarán.Sin embargo, pidió que se tome en cuenta que el inicio mismo de estas negociaciones en las que dijo se trabaja desde mayo del año pasado "es un pequeño paso adelante", aunque también pidió mantener en mente que "cualquier cosa que se gane es reversible".

"Por eso vamos a seguir intentando que esto funcione.  Esperamos que las partes cooperen y que los (países) que tienen influencia (sobre ellas) la usen para ayudarnos a avanzar", declaró. De otra parte, Brahimi manifestó su malestar por las continúas declaraciones a la prensa de los representantes tanto de la delegación del Gobierno sirio, como de la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS).

"Creo que es demasiado. Les he dicho a las partes que es necesario ser responsables y respetar la confidencialidad de las discusiones, y que si no lo hacen, que no exageren", comentó. Desde que empezaron las discusiones, delegados de ambos bandos convocan varias veces por día a la prensa internacional reunida para cubrir este proceso para repetir, en general, sus diatribas contra la parte contraria.

El mediador adelantó que  este martes se hablará sobre un documento de "principios generales" presentado por el Gobierno y que éste considera debe ser el que guíe la conversaciones. La oposición ha criticado el texto por obviar cualquier alusión a una transición democrática. A este respecto, Brahimi consideró que varios de los principios que evoca el documento son parte de la Declaración de Ginebra, un acuerdo alcanzado hace año y medio por Estados Unidos y Rusia, y que es considerado el pilar de estas negociaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento