Federación de Personas Sordas lamenta que Junta "siga sin pagar" el grueso de la deuda y dice que "están bajo mínimos"

La Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas (FAAS) ha lamentado este lunes que la Junta "siga sin pagar" el grueso de la deuda de dos millones de euros que la Administración autonómica mantiene con este colectivo, después de que ésta se comprometiese a acometerlo en este mes de enero. La organización suspendió entonces el cierre de la entidad previsto para el día 31 de diciembre.

La Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas (FAAS) ha lamentado este lunes que la Junta "siga sin pagar" el grueso de la deuda de dos millones de euros que la Administración autonómica mantiene con este colectivo, después de que ésta se comprometiese a acometerlo en este mes de enero. La organización suspendió entonces el cierre de la entidad previsto para el día 31 de diciembre.

Fuentes de FAAS han explicado a Europa Press que desde la Junta "van soltando pequeñas cantidades para que la organización pueda mantenerse", pero que el grueso de la deuda, que "puede ascender aproximadamente a 1.700.000 euros", sigue sin abonarse, por lo que la organización "está bajo mínimos". Este débito viene mantenido por servicios prestados desde 2009.

Esto supone, indican estas mismas fuentes, que "de cada 100 servicios de intérpretes de lengua de signos que deberían prestarse a las personas sordas, se están prestando diez", lo que supone que "90 personas sordas van al médico o a la universidad sin intérprete". En este sentido, lamenta que "se haya vuelto al pasado, cuando los hijos de las personas sordas eran los únicos intérpretes posibles".

No obstante, desde la Federación —integrada por un total de 15 asociaciones en toda Andalucía— apuntan que, pese a la situación, "no tienen pensado ninguna movilización a corto plazo".

Cabe recordar que a finales de diciembre, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, aseguró que el Gobierno andaluz iba a intentar saldar en el mes de enero la deuda con la FAAS, indicando además que se estaba trabajando en ello con "sensibilidad y ahínco". El objetivo, según subrayó Valderas, era "acelerar la solución", porque, manifestó entonces, "son tan necesarias que no se puede poner en riesgo su continuidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento