Diputación reparte 76.000 árboles y plantas a los seis municipios afectados por el incendio de Barranco Blanco

El objetivo es recuperar parte de las 8.225 hectáreas de masa perdida en Mijas, Monda, Coín, Alhaurín el Grande, Marbella y Ojén
Vivero provincial.
Vivero provincial.
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

La Diputación Provincial ha iniciado el reparto de 76.000 árboles y plantas ornamentales para repoblar la masa forestal perdida en el incendio de Barranco Blanco del verano de 2012, que afectó a 8.225 hectáreas de los municipios malagueños de Mijas, Monda, Alhaurín el Grande, Marbella, Ojén y Coín. Se trata de una primera fase que tendrá continuidad dentro de un año con 335.000 unidades más.

Así, pinos, encinas, alcornoques, algarrobos, plantas arbustivas y matorral se han cultivado a lo largo del último año, a partir de una inversión de 99.121 euros, correspondiente a parte de la paga extraordinaria de Navidad 2012 a la que renunciaron diputados y personal eventual. De esta cantidad, 23.800 euros se destinaron a acondicionar una zona del vivero para producción forestal y el resto, 75.321 euros, al cultivo de las citadas especies.

De esta manera, la diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, ha informado de que técnicos municipales acuden estos días al vivero, situado en la carretera Vélez-Benamocarra, a retirar las plantas para la reforestación de sus respectivos términos.

El tiempo transcurrido desde el suceso —verano 2012— hasta el inicio de la repoblación se debe al necesario tiempo que hay que dejar a la recuperación natural del terreno y al crecimiento de las plantas en el vivero, según ha informado el ente provincial en un comunicado.

Reparto según superficie afectada

El reparto se realiza en función de la superficie calcinada de cada municipio. Ojén, que tiene el cuatro por ciento del daño total —3.305 hectáreas—, recibirá 30.668 árboles y plantas; Mijas, con 2.318 hectáreas calcinadas —28 por ciento—, 21.492 unidades; Marbella, con 1.720 hectáreas afectadas —20 por ciento—, 15.955 unidades; Coín, con 525 hectáreas quemadas —seis por ciento—, 4.875; Monda, con 205 hectáreas arrasadas —2,5 por ciento—, 1.928, y Alhaurín el Grande, con 150 hectáreas —1,8 por ciento—, 1.412 unidades.

Por especies, la mayoría de los árboles cultivados para los municipios son alcornoques, con 50.000 ejemplares, a los que siguen los pinos y las encinas con 7.000 unidades cada uno. Las plantas de romero se reparten en número de 12.000 unidades.

En este sentido, Bravo ha asegurado que, actualmente, toda la producción forestal del vivero tiene por objeto mejorar las zonas afectadas por el incendio de Barranco Blanco. Así, el suministro "pretende cubrir las necesidades municipales, reforestación con asociaciones y cualquier otra iniciativa para la repoblación de zonas afectadas por el incendio".

En la actualidad, el vivero está dividido en dos parcelas de cultivo, una de ellas dedicada a la producción de plantas forestales y la otra a la de arbolado ornamental y autóctono. La finca cuenta con cabezal de riego y sistema de inyección de fertilizantes. El riego de las plantas forestales se realiza por microaspersión y el de los árboles, por goteo localizado.

Las instalaciones del vivero se completan con un área formativa destinada tanto a escolares como a formación profesional ocupacional, en la que se ofrecen cursos de jardinería, tratamientos fitosanitarios o agricultura ecológica.

Desde 2009 ha tenido lugar una notable transformación del vivero, con la mejora del vallado perimetral, la edificación de oficinas de recepción y aseos o la construcción de un almacén de útiles de labranza. Además, se ha completado la instalación eléctrica y de agua potable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento