Las autoridades de la capital rusa y los servicios secretos anunciaron que preparan un proyecto de ley para regularizar el uso del polígrafo o detector de mentiras en las entrevistas de empleo.

"Hemos llegado a la conclusión de que sería útil redactar una ley así", dijo a la prensa el diputado Valeri Sháposhnikov al final de una reunión de la comisión de Recursos Humanos de la Asamblea Legislativa de Moscú (Mosgorduma).

El diputado explicó que el Legislativo de Moscú ha invitado a participar en la redacción de la ley a expertos del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, ex KGB), según la agencia Interfax.

Yuri Jolodni, catedrático de la Academia del FSB, explicó a su vez que en Rusia, al igual que en otros países, numerosas compañías ya aplican la prueba del polígrafo a los solicitantes de empleo, pero que esa práctica carece por ahora de una base legal.

Agregó que en Rusia ya se realizan cada año más de 45.000 pruebas con el detector de mentiras, sobre todo para los aspirantes a altos cargos directivos en grandes compañías que temen ser objeto del espionaje industrial por parte de la competencia.

Jolodni afirmó que el uso del polígrafo para los solicitantes de empleo no esta reñido con la Constitución rusa por cuanto ese es un "método voluntario" y queda a expensas del solicitante aceptar las consecuencias de su decisión.