Asediarán a los clientes de las prostitutas en el centro a base de folletos

Vecinos y policías repartirán 10.000 dípticos en Alameda de Colón en una campaña de sensibilización para ahuyentar usuarios.
Una mujer se ofrece a un cliente junto a la Alameda de Colón (L. O.).
Una mujer se ofrece a un cliente junto a la Alameda de Colón (L. O.).
Ni como en Barcelona, donde se multa con 3.000 euros a prostitutas y a quienes buscan sus servicios, ni como en Madrid, donde han limpiado la calle Montera, intimidando a los clientes con pruebas de alcoholemia o controles de tráfico.Después de una visita a la capital de España, el Ayuntamiento pretende acabar con la prostitución en la Alameda de Colón con 2.000 carteles y repartiendo 10.000 dípticos. Los propios policías locales, vecinos y trabajadores municipales los entregarán a las mujeres y a quienes buscan sexo en la calle con un mensaje: «No seas cómplice».

Ahuyentar clientela

Los concejales de Bienestar Social, Mariví Romero, y del distrito Centro, Diego Maldonado, creen que así se ahuyentará a los clientes de las calles Martínez, Alemania y Córdoba (donde se calcula que ejercen 50 mujeres y más del doble los fines de semana), lo que erradicaría esta práctica ante el ruido y la inseguridad que sufren los vecinos de la zona.

El Ayuntamiento descarta una ordenanza que prohíba ejercer en la calle y trasladar la prostitución a otro sitio, como pretenden los vecinos.

A la campaña se le unirá más control policial. Al no poderse sancionar por prostituirse ni por recibir el servicio, la Policía Local aplica una nueva estrategia desde diciembre de 2006. Consiste en multar a mujeres y clientes cuando hacen ruido, falta que se castiga con hasta 600 euros. Ya se han abierto siete expedientes sancionadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento