Cinco años sin Marta del Castillo... y sin nuevas pistas sobre el paradero de su cuerpo

  • La joven sevillana desapareció el 24 de enero de 2009, cuando tenía 17 años.
  • Miguel Carcaño, asesino confeso, está condenado a más de 20 años de prisión.
  • La última búsqueda del cuerpo, en la finca La Majaloba, finalizó sin éxito.
  • Eva Casanueva: "Estamos casi como al prinicipio, sin saber qué pasó realmente con mi hija".
  • CRONOLOGÍA DEL CASO MARTA DEL CASTILLO.
El documental muestra el caso desde la visión de investigación periodística.
El documental muestra el caso desde la visión de investigación periodística.
REUTERS

1.825 días sin ella. Ninguna pista sobre el paradero de su cuerpo. Y solo una persona en prisión. Este viernes se cumplen cinco años de la desaparición de Marta del Castillo, que salió de su casa el 24 de enero de 2009 para no regresar jamás. Tenía 17 años.

Miguel Carcaño, asesino confeso condenado a más de 20 años de prisión, ha ofrecido hasta siete versiones diferentes de lo que pasó la noche de autos. En la última, aseguró que él y su hermano, Francisco Javier Delgado, enterraron el cuerpo en la finca La Majaloba, en el municipio sevillano de La Rinconada.

La Policía estuvo buscando incansablemente en la zona con la ayuda de un georradar, pero sin ningún éxito. En octubre del pasado año, los agentes informaron al juez de que estaban manteniendo entrevistas con personas del entorno de Carcaño y con su familia para "poder determinar la relación" del asesino confeso con la zona en la que se centró la búsqueda. Pero hasta la fecha, no se conocen nuevos datos.

Tampoco se ha vuelto a saber nada de las cuatro personas que, junto a Carcaño, se sentaron en el banquillo de los acusados: Javier García Marín, el Cuco (condenado como menor a dos años y 11 meses de internamiento), Samuel Benítez, Francisco Javier Delgado y su novia, María García Mendaro (los tres absueltos).

Si la Policía deja de buscar, lo hará la familia

Eva Casanueva, la madre de Marta, ha asegurado que "todos los días" teme el momento en que reciban una llamada de la Policía Nacional informándoles de que abandonan la búsqueda de su hija, aunque tiene claro que de ser así, serán ellos los que "seguirán buscándola". Además, ha aprovechado para exigir al asesino confeso de la joven que "afine más" en los datos que aporta a la Policía para "hacer más fiable" la búsqueda en La Majaloba.

Casanueva ha señalado que la investigación sigue en curso "con los medios que pueden" gracias al "empeño" del Jefe Superior de Policía Nacional, pero "cuando decidan que esto ha terminado se hará policialmente" porque "si no se llega a encontrar a Marta seguiremos buscándola nosotros".

En este sentido, ha reconocido que la Policía "se lo ha tomado como algo personal", si bien es consciente de que "depende de una orden de arriba" por lo que en el momento en que dejen de buscar el cuerpo de la joven sevillana "se cerrará el caso policialmente al igual que se ha cerrado judicialmente".

Eva ha afirmado que a su parecer "la Justicia no es igual para todos" y, de hecho, se ha mostrado "decepcionada" por el poder judicial. "Yo ya no puedo confiar en la Justicia, nosotros tenemos que seguir el juego, tendremos que luchar hasta donde podamos y eso conlleva, paralelamente, presentar recursos, reclamaciones y todo lo que nos permita la ley, pero esperanzas no me dejan tener en ellos", ha manifestado.

Los amigos de Marta, un consuelo para su madre

Aunque han pasado cinco años, la madre de Marta se siente "casi como al principio, sin saber qué pasó realmente con Marta". "El dolor es el mismo, yo me levanto con la misma pena todos los días y con el único pensamiento de a ver si es hoy el día en que aparece mi niña", ha manifestado.

Además, en un día como este "los recuerdos de aquel 24 de enero de 2009" se suceden en la mente de todos los miembros de la familia. "Son momentos tan duros que ninguna madre se los desea a nadie", ha asegurado porque, según Eva, no es sólo la ausencia de Marta, sino todo lo que ha transcurrido durante estos cinco años.

"Lo primero de todo es que el cuerpo de mi niña no ha aparecido y para nosotros esa es la prioridad, que podamos encontrarla", ha expresado y ha añadido que, sin embargo, "echas la vista atrás y piensas que estás casi como al principio, sin saber qué pasó realmente con Marta".

Por ello, le gusta mantener el contacto con los amigos de su hija, "saber cómo les va la vida, sus ilusiones y expectativas". De alguna manera, ha indicado, le alivia el dolor que siente por la pérdida de Marta. "Veo en ellos el reflejo de lo que podía haber sido mi hija", ha asegurado.

Condenados a pagar las costas

Los padres de Marta del Castillo fueron condenados a pagar las costas judiciales por el incidente de nulidad que plantearon ante el Tribunal Supremo (TS) contra la sentencia de la Audiencia de Sevilla que solo condenó a Carcaño.

La cantidad a pagar, 2.400 euros, corresponde a las costas de los abogados de Samuel Benítez y Francisco Javier Delgado. Antonio del Castillo, padre de la joven, confirmó a través de las redes sociales que abonarán el dinero en cuatro plazos

Mostrar comentarios

Códigos Descuento