El número de parados bajó en 69.000 personas en 2013, hasta alcanzar los 5.896.300, lo que situó la tasa de desempleo en el 26,03% de la población activa (personas integradas en el mercado de trabajo, porque lo tienen o lo buscan), según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el cuarto trimestre del año 2013, el número de parados se redujo en 8.400 personas, respecto al trimestre anterior, en tanto que los ocupados también disminuyeron, en 65.000 (0,39% menos), hasta totalizar 16.758.200 trabajadores al cierre de 2013.

Pese a la caída interanual del desempleo, la primera registrada desde el segundo trimestre de 2007, la tasa de paro ha aumentado respecto a un año antes (cuando era el 26,02 %), debido a que la población activa se ha reducido (por jubilaciones, fallecimientos, emigración u otras causas) en 267.900 personas hasta alcanzar 22.654.500 personas.

En 2013, España volvió a destruir empleo por sexto año consecutivo Así, el paro bajó un 1,1% en 2013 respecto a 2012, registrando su primer descenso anual desde el segundo trimestre de 2007, con esos 5.896.300 desempleados, su menor nivel desde el tercer trimestre de 2012 en términos absolutos.

Con el descenso del paro logrado en 2013, se pone fin a seis años consecutivos de crecimientos del desempleo. En 2007, el paro se incrementó en 117.000 personas, en 2008 subió en 1.280.300 desempleados, en 2009 en 1.118.600 personas, en 2010 se incrementó en 370.100 personas, en 2011 subió en 577.000 desempleados, y en 2012 aumentó en casi 700.000 personas.

A esos 5,89 millones de parados reflejados por la EPA se llegó después de que el paro bajara en el último trimestre de 2013 en 8.400 desempleados (-0,1%), su primer descenso en este trimestre desde al año 2004.

El paro, en claves

  • Se destruyen 198.900 empleos. En 2013, España volvió a destruir empleo por sexto año consecutivo, aunque el número de empleos perdidos fue el menor desde 2008 . Así, en 2013 se destruyeron 198.900 puestos de trabajo (-1,17%), frente a los 600.600 de 2012. De los empleos destruídos 77.500 pertenecían al sector privado (-0,55%) y 121.400 al sector público (-4,1%). Es el tercer año consecutivo en el que el sector público destruye puestos de trabajo. El año 2009 fue el que registró la mayor caída de la ocupación, con más de 1,2 millones de puestos de trabajo perdidos. 
  • Se estabiliza el número de hogares con todos los miembros en paro . El número de hogares con todos sus miembros activos en paro sube en el cuarto trimestre en 24.600 hasta 1.832.300, es decir, un 1,36% más que en el tercer trimestre. El número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados desciende en 32.800 hasta 8.260.300, un 0,40 % menos. En comparación anual el número de hogares con todos sus miembros en paro "prácticamente no varía", 1.400 menos, lo que se traduce en un descenso del 0,08%. El número de hogares en el cuarto trimestre del año es de 17.404.200, con un aumento de 12.200 respecto al tercer trimestre, un 0,07 % más.
  • La agricultura, a la cabeza de la creación de empleo. El empleo en este trimestre aumenta en la agricultura (85.200 personas más trabajando) y baja en el sector servicios (109.100 menos), la construcción (35.200) y la industria (6.000).
  • Aragón, Galicia y Castilla y León, los que más empleo pierden. Cataluña (1,91%), Illes Balears (0,88%) y La Rioja (0,87%) presentan los mayores crecimientos anuales de la ocupación. Por su parte, los descensos más acusados se observan en Aragón (–6,05%), Galicia (–3,77%) y Castilla y León (–3,44%).
  • El paro juvenil baja por primera vez durante la crisis. El número de jóvenes en paro menores de 25 años bajó en 40.900 personas en 2013, lo que supone un 4,4% menos que en 2012, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 889.300 al finalizar el año pasado. La tasa de paro juvenil se situó así en el 55,06% a cierre de 2013, tasa ligeramente inferior a la del ejercicio anterior (55,12%), pero casi siete décimas superior a la del tercer trimestre de 2013, cuando el desempleo de los jóvenes menores de 25 años se situó en el 54,37%.
  • Los mayores de 40 años, con más oportunidades. El empleo creció en 2013 fundamentalmente entre los mayores de 40 años (aunque bajó en el tramo de entre 45 y 49 años), mientras que disminuyó entre los menores de dicha edad, con un total de 272.700 ocupados menos.
  • Aumente el número de parados de larga duración. El número de parados de larga duración (más de un año en el desempleo) se incrementó en 163.700 personas en 2013, un 5,87% más que en 2012, hasta situarse por encima de los 2,95 millones de personas. En el último trimestre de 2013, los parados de larga duración aumentaron en 54.700 (+1,9%).