Abrazo
Un abrazo reduce el estrés y aumenta la presencia de una hormona que previene la aparición de enfermedades cardiovasculares. ARCHIVO

A las mujeres les sientan mejor los abrazos. Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte así lo indica, tras trabajar con 38 parejas para comprobar los efectos de un abrazo en su salud, según informa la BBC.

Las conclusiones revelan que los abrazos aumentan los niveles de oxitocina , una hormona que reduce la presión sanguínea, lo que hace bajar el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular.

Las mujeres logran mayores reducciones en la presión sanguínea que los hombres, según el estudio.

Metodología

Para hacer el estudio, los investigadores separaron a hombres y mujeres en dos habitaciones separadas para comprobar la presión sanguínea y los niveles de cortisol y oxitocina, que se libera durante el parto y los períodos de lactancia.

Después, las parejas se reunían para sentarse juntas y hablar cuando su estado de ánimo fuese especialmente bueno.

A continuación, y tras ver cinco minutos de una película romántica y volver a hablar durante unos minutos, las parejas se abrazaban durante 20 segundos.

Tanto los hombres como las mujeres experimentan efectos beneficiosos tras un abrazo pero las mujeres aumentan más su nivel de oxitocina a la vez que reducen el de cortisol, hormona del estrés.

Colectivos que aumentan la oxitocina

Varios colectivos organizados tratan de favorecer el contacto humano a través de algo muy simple, pero difícil de emprender: alegrarle el día a un extraño con un abrazo.

Uno de ellos es Abrazos Gratis (Free Hug en su nombre en inglés), que nació en Australia de la mano de Jason Hunter.