Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos detuvieron en la A-1, a su paso por La Ribera, a A.E.A. de 41 años, como autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo a motor teniendo suspendido temporalmente el permiso por sentencia judicial y, además, portar en el interior numerosos bultos que dificultaban su conducción.

Los hechos se iniciaron cuando una patrulla, en ruta, observaba cómo un vehículo circulaba con la carga mal acondicionada, al portar bultos de grandes dimensiones en el habitáculo destinado al transporte de pasajeros y que además interferían la libertad de movimientos y visibilidad del conductor.

El vehículo oficial rebasó al infractor y le indicó con las señales pertinentes que se parara. Mientras reducía la velocidad, en marcha, y antes de detenerse totalmente, conductor y copiloto aprovecharon para intercambiar sus posiciones, maniobra que fue detectada por los Agentes.

Al identificar al conductor inicial se comprobó que carecía de carné al haber sido privado del mismo temporalmente por un Juzgado de San Sebastián y cuya vigencia vencía en mayo de presente año, por lo que fue sido detenido como autor de un delito contra la seguridad vial.

Adicionalmente, se ha confeccionado un boletín de denuncia por conducción negligente, ya que con esta arriesgada acción puso en peligro la seguridad del resto de usuarios de la vía y la suya propia, al existir en ese momento circulación de vehículos.

Las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Aranda de Duero.

Consulta aquí más noticias de Burgos.