El PSOE celebrará primarias abiertas para elegir candidato a la Moncloa en noviembre

El scretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (c), junto a la vicesecretaria general, Elena Valenciano, y José Antonio Griñán este sábado en el Comité Federal del partido
El scretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (c), junto a la vicesecretaria general, Elena Valenciano, y José Antonio Griñán este sábado en el Comité Federal del partido
EFE

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto este sábado al Comité Federal que las primarias para elegir a los cabezas de lista municipales y autonómicos se celebren en septiembre y que las primarias abiertas para elegir al candidato de las generales sean a finales de noviembre. Tanto el calendario como el reglamento de las primarias abiertas han sido aprobados por el comité con sólo dos abstenciones.

Rubalcaba ha afirmado que su propuesta es que el PSOE abra el proceso de las primarias abiertas para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno "a partir de octubre y lo culmine a finales de noviembre".

Ha defendido además, que estas primarias sigan "el orden cronológico natural" de los procesos electorales que hay en el horizonte. No obstante, también ha propuesto al Comité Federal que delegue en la Ejecutiva del partido la posibilidad de "flexibilizar o alterar" ese calendario si alguna federación quiere modificar las fechas "en función de sus propias especificidades políticas".

Rubalcaba ha destacado que las primarias abiertas del PSOE serán una "decisión trascendental" que cambiará la política en España. "Habrá un antes y un después de las elecciones primarias que va a hacer el PSOE", ha proclamado.

Tal es así, que Rubalcaba ha explicado que la Agencia de Protección de Datos ya se ha interesado por el sistema de primarias socialistas y le ha avanzado que "estará encima" del proceso porque es seguro que después de estas elecciones abiertas a todos los ciudadanos vendrán otros procesos similares.

Haciendo balance, el líder del PSOE ha calificado de "vertiginosos" los dos años de Gobierno del PP, al haber "cambiado muchas cosas", entre ellas el que los populares hayan perdido la "mayoría social", al haber ido "su deterioro en paralelo a sus mentiras".

Frente al Gobierno del PP, el PSOE, ha dicho Rubalcaba, ha cambiado "muchas cosas también" y ahora pueden decir que vuelven a "ser esperanza para muchos españoles" que quieren "recuperar sus derechos". Por ello, ha apelado a que el PSOE salga de la reunión "más fuerte" y "más unido" para recuperar la confianza y la credibilidad entre los ciudadanos.

Las primeras serán en Valencia

La Comunidad Valenciana será la primera en celebrar primarias abiertas, el próximo 9 de marzo, en las que los no militantes podrán votar para elegir al cabeza de lista del PSOE a las elecciones autonómicas.

Fuentes de la delegación valenciana en el Comité han cifrado en 30.000 participantes la cifra que considerarían un "éxito" de participación, teniendo en cuenta que el PSPV cuenta con 16.000 militantes y que, cuando hay primarias cerradas, suele votar el 70% del censo.

Una vez que el Comité Federal ha dado el visto bueno al adelanto de las primarias en esa federación, los socialistas valencianos abren un proceso pionero que se prolongará durante más de un mes y que esperan que sirva para poner el foco de la atención nacional en lo que pasa en Valencia.

¿Cómo son unas primarias abiertas?

En EE UU, los partidos políticos tienen muy en cuenta el proceso de primarias para elegir al candidato que les representará. Al tratarse de un sistema abierto y de carácter presidencial (se vota más a la figura política que al partido en cuestión), cualquiera puede votar, incluso los simpatizantes del partido opuesto. El requisito es estar inscrito como votante de un partido (que no estar afiliado). No existe la obligación de acudir a las urnas y el voto es secreto, es decir, que se podría votar al partido contrario al que uno se inscribe.

El inconveniente principal para el partido es que resulte elegido su candidato más débil gracias a los votos de los que no simpaticen con él, favoreciendo así una victoria del partido opositor en las generales. Sin embargo, el catedrático en Ciencia Política de la Universidad Complutense de Madrid, Juan Díez Nicolás, da un apunte positivo al respecto: "Un candidato puede incluso atraer votantes de otro partido", de ahí que les interese abrir las primarias a toda la ciudadanía.

Francia, en este caso, ha imitado este sistema, pero con un matiz: un voto, un euro, "para desalentar a los simpatizantes del partido contrario", aclara Díez Nicolás.

Este experto también señala una diferencia principal entre el concepto de militancia en Francia y en España: "Aquí hay mucho traspaso de voto de unos partidos a otros, el concepto de militancia que se tiene en España es como quien se apunta a una iglesia o a una secta".

Díez Nicolás opina que más que una cuestión de ideología, "es una etiqueta, el español es más fiel a su partido político que al matrimonio". Por ello, teniendo en cuenta el carácter de los votantes españoles, "ningún partido querría hacer un proceso a la americana".

Reproches a Rajoy y Mas

El secretario general del PSOE, Afredo Pérez Rubalcaba, ha reprochado también al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al de la Generalitat, Artur Mas, que les interese estar protagonizando "una guerra a banderazos" que no es buena ni para Cataluña ni para España.

Rubalcaba ha realizado esa crítica a la actuación de Rajoy y de Mas ante el debate sobre el futuro de Cataluña en su intervención ante el Comité Federal del PSOE.

El líder del PSOE ha insistido en defender una reforma de la Constitución y ha considerado que negarse a esa modificación es "certificar la obsolescencia" de este texto.

El Tea Party del PP y el aborto

El secretario general del PSOE ha afirmado que la reforma de la ley del aborto que, a su juicio, el Gobierno ha impulsado para "reconciliarse" con la ultraderecha española, demuestra que el PP tiene en su seno un Tea Party, en referencia al ala más conservadora del Partido Republicano de EE UU.

Rubalcaba ha criticado que el Gobierno haya cambiado "los derechos de las mujeres" por una "reconciliación" con los sectores más radicales de la sociedad española.

Ha subrayado que en España, a diferencia de otros países europeos, los partidos de ultraderecha no tienen una representación política relevante porque estos sectores "o están o votan" al PP, y por eso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha visto obligado a aprobar esta reforma.

"Al PP le pasa como al Partido Republicano, que tiene dentro un Tea Party", ha insistido. Para el líder del PSOE, la diferencia entre el modelo de plazos actualmente vigente, y el de supuestos por el que apuesta el Ejecutivo, es que en el modelo del PP la mujer no decide sobre su maternidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento