El presidente del Gobierno Mariano Rajoy mostró su intención de dialogar en el marco del debate soberanista de Cataluña, pero manifestó su indignación porque se están tomando "decisiones unilaterales una detrás de otra sin intención de llegar a ningún tipo de entendimiento". "Y así es imposible", añadió en la rueda de prensa posterior a su reunión con el presidente de la Comisión Europea.

Se convertiría en un país tercero con respecto a la Unión EuropeaPor su parte, Durao Barroso mostró su respeto a España "y su Constitución" al considerar que se trata de un "asunto interno". Sin embargo, recordó que las reglas europeas son claras. "La eventual separación de una parte de un Estado miembro tendría consecuencias desde el punto de vista de los tratados europeos. Se convertiría en un país tercero con respecto a la Unión Europea", afirmó el presidente de la Comisión, en una explicación que también utilizó en el caso de la posible independencia de Escocia. 

Ambos se reunieron este viernes en el Palacio de la Moncloa para abordar la situación económica en España y Europa. Ambos coincidieron en que se puede "mirar al futuro con más confianza que antes" gracias a las reformas económicas, pero incidieron en el problema del desempleo, especialmente entre los jóvenes.

"Hay motivos de confianza"

Ya nadie duda de la estabilidad económica de España

Rajoy volvió a mencionar que "ya nadie duda de la estabilidad económica de España", algo en lo que ha insistido Barroso. "Las indicaciones positivas mejoran la percepción de España para sus ciudadanos, los europeos y el resto del mundo. Es un motivo de confianza. Esos datos esperanzadores no nos pueden hacer olvidar que hay que acabar con el inaceptable desempleo y en particular el desempleo juvenil. Es el principal reto de Europa".

El objetivo común, el objetivo de Europa, pasa por acabar con ese desempleo juvenil. Para ello, Rajoy ve necesario un impulso al acuerdo en las negociaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea para la creación de un área de libre comercio e inversiones que abra opciones de empleo "a ambos lados del Atlántico".

"La crisis no ha terminado"

El presidente de la Comisión Europea felicitó a España por unos datos económicos "tan alentadores" y por la salida del programa de ayuda al sector bancario. "La ayuda está dando sus frutos y el programa se ha ejecutado con gran éxito".  "Estamos mejor, pero la crisis no ha terminado. Los primeros signos positivos se tienen que notar en los hogares de todos los españoles, en la vida cotidiana", añadió Durao Barroso, quien animó a los españoles a seguir confiando en Europa "para decidir dónde queremos ir", empezando por las próximas elecciones.

Destacó la importancia de la flexibilidad interna de las empresas y la moderación salarial

En su reunión, el representante europeo insistió en las reformas porque son "de interés europeo pero no por imposición, sino para el bienestar de España", añadió Durao Barroso, quien destacó que la flexibilidad interna de las empresas y la moderación salarial han sido fundamentales en esta mejora. Sin embargo, envió un mensaje para evitar el relax. "Con la tasa de desempleo del 26% los esfuerzos deben continuar. Animamos a las autoridades a reducir las diferentes condiciones entre contratos de trabajo temporales y fijos". Por último, quiso destacar que no han propuesto la subida del IVA y no tienen intención de hacerlo.

Reunión con el rey

El rey ha recibido en su despacho a José Manuel Durao Barroso, al que ha felicitado por la concesión del Premio Carlos V, un galardón que, según le ha remarcado, se merece por su labor al frente del Ejecutivo comunitario y por "hacer comprender Europa". Antes de reunirse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Moncloa, Durao Barroso ha acudido al Palacio de la Zarzuela para entrevistarse con el jefe del Estado, muy cariñoso con el mandatario europeo, al que ha saludado con dos besos, al recibirle de pie ante la mesa donde celebra sus reuniones, y estrecharle la mano.Se merece el premio por hacer comprender Europa 

Tras posar ambos para los fotógrafos, una vez sentados, el Monarca ha felicitado en portugués al máximo responsable de la Comisión, quien le ha agradecido el saludo que ayer le envió, a través del Príncipe de Asturias, en el Monasterio de Yuste, donde el Heredero de la Corona le entregó el Premio Carlos V. Don Juan Carlos le ha dicho entonces: "La verdad es que se lo merece" y, le ha explicado que se debe tanto a "su trabajo" en la Comisión Europea como a "su labor" en la Unión Europea y también "por hacer comprender Europa", elogios agradecidos por Durao Barroso.