Vox, el nuevo partido de centro-derecha abanderado por el exdiputado del PP vasco Santiago Abascal y el exfuncionario de Prisiones José Antonio Ortega Lara, propone acabar con el actual Estado autonómico, una regeneración de la democracia, una política antiterrorista firme y una economía libre pero controlada por unos organismos reguladores eficaces.

En la presentación de la nueva formación -en la que también han participado el filósofo José Luis González Quirós, el exministro Ignacio Camuñas y la traductora Cristina Seguí-, también se han pronunciado en contra del aborto y a favor de mantener la monarquía, aunque reglamentando su funcionamiento para terminar con ciertas "lagunas".

Además, han rechazado el "Estado partitocrático" que, a su juicio, se ha creado en España y han criticado la "incapacidad" de los partidos para hacer frente a la "falta de credibilidad" que acusan, sacar al país de la crisis económica y emprender las reformas necesarias.

Este partido no quiere que haya parlamentos regionales Sin embargo, han aclarado que la creación de Vox no responde a un interés "oportunista", que no pretenden "atacar" a nadie y que no son la "escisión" de otro partido, en referencia al PP --aunque Ortega Lara y Abascal militaron durante muchos años en el partido de Mariano Rajoy--. Igualmente, han asegurado que no tienen "nada que ver" con el PP y que demostrarán que son algo distinto tanto en sus ideas como en sus actuaciones.

Eso sí, han criticado duramente la política antiterrorista del Gobierno del PP, que según Ortega Lara se ha "apartado de sus postulados" en esta materia y se ha "limitado" a seguir la hoja de ruta del anterior Ejecutivo del PSOE. "Los unos les marcaron el camino (a los terroristas) y los otros les han puesto la alfombra roja para que desfilen por ella como si de estrellas del celuloide se tratara", ha lamentado el exfuncionario de prisiones que permaneció secuestrado por ETA más de 500 días.

Ortega Lara, el exparlamentario vasco del PP Santiago Abascal y el exministro de UCD Ignacio Camuñas, entre otros, han presentado el nacimiento de esta organización política que piensa concurrir a las elecciones europeas del 25 de mayo. No ha estado en esta presentación el vicepresidente del Parlamento Europeo Alejo Vidal-Quadras, que en los últimos meses ha participado en numerosos actos con Abascal y González Quirós en los que se ha criticado la política del Gobierno del PP.

Eso sí, González Quirós ha señalado que Vidal-Quadras tiene "las puertas abiertas" para entrar en el partido, y supondría para ellos un "enorme orgullo" que lo hiciera. La elección de candidatos para las europeas -y para cualquier convocatoria electoral- se hará por el sistema de primarias, y entre ellos, en principio, no estará Ortega Lara, como ha asegurado en la rueda de prensa.

Cambios en la justicia

Vox defiende un Estado unitario con un único gobierno y un solo parlamento, así como un Tribunal Supremo que actúe como última instancia jurisdiccional en todos los órdenes, incluido el Constitucional.

Aunque este partido no quiere que haya parlamentos regionales y considera que el modelo autonómico ha resultado un fracaso, incluso un "disparate" en palabras del filósofo José Luis González de Quirós, sí tiene intención de concurrir a las elecciones autonómicas, ha explicado este último, presidente del comité provisional.

Santiago Abascal ha señalado que su nuevo partido pretende afrontar la "crisis total" que sufre España: una "crisis económica tremenda, una crisis institucional gravísima, una crisis moral y de valores y una crisis de unidad nacional". Abascal, que dejó la militancia del PP el pasado 25 de noviembre, ha asegurado que Vox "no es la escisión de nada ni una iniciativa creada contra nadie".