La moción sale a la calle y despierta el interés de políticos, simpatizantes y vecinos

No se registra ningún incidente durante el debate, ni dentro ni fuera del salón de plenos, sólo algunos "insultos" entre simpatizantes
Ciudadanos, simpatizantes y políticos frente al Ayuntamiento tras la moción
Ciudadanos, simpatizantes y políticos frente al Ayuntamiento tras la moción
EUROPA PRESS

El debate de la moción de censura que este miércoles ha desalojado de la Alcaldía de la ciudad a Ildefonso Calderón (PP) y ha alzado en el cargo a la socialista Lidia Ruiz Salmón ha trascendido del salón de plenos del Ayuntamiento y se ha dejado ver en las calles de la capital del Besaya.

Allí, tanto los que se van —Calderón y los concejales del PP— como los que llegan al poder —regionalistas y socialistas— han recibido el apoyo y el ánimo de sus simpatizantes y miembros de sus respectivos partidos llegados desde toda la región y la desaprobación y el rechazo de sus detractores.

Ruiz Salmón ha podido escuchar ya los primeros gritos de '¡Alcaldesa, alcaldesa!', con los que ha sido recibida al salir del Ayuntamiento tras aprobarse en el Pleno municipal la moción de censura contra Calderón.

Sin embargo, no ha sido la única que ha sido jaleada de esta manera, ya que el propio Calderón ha escuchado al salir del Palacio municipal gritos de ¡Alcalde, alcalde! a pesar de haber dicho ya adiós a su cargo este miércoles. Sin embargo, éstos también se han entremezclado con silbidos y gritos de ¡Fuera, fuera!.

Presencia de políticos

En su adiós como alcalde que se ha producido en un día en que, según él mismo ha dicho, no es "triste" para él sino "emocionante" porque, en su opinión, ha podido comprobar el "apoyo" de sus ciudadanos —materializado en numerosos besos y abrazos que ha recibido—, se ha encontrado con el respaldo de su partido.

Y éste ha llegado, tanto desde Torrelavega, de manos de la presidenta del PP de la ciudad, María Luisa Péon; como desde fuera de la ciudad, mucho de él desde Santander.

Éste ha llegado materializado en buen número de diputados del PP, tanto nacionales, como Ana Madrazo, como regionales, como Carlos Bedia, Ángel Lavín, Íñigo Fernández, Luis Carlos Albalá y otros que, como Calderón hasta este miércoles, combinan su cargo de parlamentarios autonómicos con el de alcaldes, como Mercedes Toribio, en Los Corrales de Buelna; Esther Merino en Cabezón de la Sal, o José Manuel Igual en Arnuero.

También se ha podido ver en Torrelavega al director general de Turismo del Gobierno regional y exconcejal de Santander, Santiago Recio, y a algunos alcaldes del PP, como el de Camargo, Diego Movellán.

Varios de ellos ya se encontraban en los aledaños del Ayuntamiento casi una hora antes del inicio del Pleno pero no han sido los únicos, ya que representantes del PSOE y PRC han hecho lo propio.

Así, se han dado cita en Torrelavega diputados del PRC, como Francisco Javier López Marcano, que es secretario general de los regionalistas del municipio; Fernando Fernández, alcalde también de Valderredible, o Rafael Pérez Tezanos y también algunos concejales en otros ayuntamientos, como es el caso de Guillermo Blanco, edil en Suances y candidato a la Alcaldía en las pasadas elecciones.

Por parte del PSOE, se han dejado ver en la capital del Besaya varios miembros de la Ejecutiva regional de los socialistas cántabros, como el secretario de Organización, José Guerrero, o el de Política Institucional, Javier Incera, que ha sido uno de los primeros en abrazarse a Ruiz Salmón tras salir del Ayuntamiento convertida en alcaldesa.

El PSOE también ha estado representado por el exalcalde de Val de San Vicente y senador por Cantabria, Ángel Vega, por la diputada Isabel Méndez, y por la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Santander, Judith Pérez Ezquerra.

De todos los representantes de estos partidos, sólo unos pocos han podido entrar al Salón de Plenos, que se encontraba repleto, y otros han tenido que conformarse con seguirlo, junto a simpatizantes y ciudadanos, desde el pasillo aledaño o desde el hall, donde se ha instalado un pantalla para seguir el transcurso del debate de la moción de censura.

Sin incidentes graves,

Sólo algunos "insultos"

Las intervenciones tanto de Calderón, como de Ruiz Salmón y del portavoz regionalista, Pedro García Carmona, han provocado la reacción de los asistentes, que no ha sido unánime.

En el hall, y según han informado Europa Press fuentes de la Policía Local, no se ha sucedido ningún incidente grave, aunque sí algunos "insultos" entre simpatizantes de los distintos partidos, que, sin embargo, no han llegado a las manos pero han obligado a intervenir a los agentes para pedirles "tranquilidad".

Antes y durante el Pleno, los agentes han controlado el acceso a la sede Consistorial, que se ha levantado una vez ha acabado el Pleno de moción, que ha comenzado puntual y ha durado poco más de una hora.

De hecho, la votación ha comenzado pasadas las 13.05 horas y ha obligado a cada uno de los concejales a pronunciarse con un 'Sí, 'No' o 'Abstención' a esta moción, que ha llevado a Ruiz Salmón hasta el sillón de alcaldesa, desde donde ha podido pronunciar sus primeras palabras, con las que se ha comprometido a "gobernar pensando en las personas, sobre todo en las que peor lo están pasando y que han perdido la esperanza" y a hacerlo con "coraje".

Quien no ha asistido al Pleno y, por tanto, no ha votado ha sido la exalcaldesa de Torrelavega y concejal del PSOE, Blanca Rosa Gómez Morante, que desde que se anunció la intención de la moción de censura ha venido manifestando su desacuerdo.

Sí la ha recordado en su intervención Calderón, que la ha definido como una persona "íntegra" y "coherente" y le ha agradecido su postura, lo mismo que la del también socialista José Manuel Cruz Viadero, que dimitió por estar en contra de la iniciativa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento