Breaking Bad
Una escena de 'Breaking Bad'. AMC

Se dice que la realidad supera a la ficción, aunque en ocasiones lo que hace es imitarla. La popular metanfetamina azul, que nació en la pequeña pantalla de la mano de Breaking Bad, ya está circulando por las calles de Nuevo México, el lugar donde precisamente fue filmada la aclamada y difunta ficción de la AMC.

La afamada Breaking Bad, que acaba de alzarse con el Globo de Oro a mejor serie dramática, puso punto y final hace varios meses. Entonces, la despedida de Walter White (Bryan Cranston) y Jesse Pinkman (Aaron Paul), parecía también el adiós definitivo de la metanfetamina azul.

 Pero según revela una información publicada por ABC News, los investigadores federales de Nuevo México ya han constatado que los distribuidores de drogas están vendiendo la metanfetamina teñida de color azul —la fórmula maestra que cocinaba el profesor de química Walter White, con ayuda de su "pinche" Jesse, en la serie— en la región de Four Corners (Nuevo México).

Los productores de esta droga le dan un tinte de este color para, según explicó uno de los federales, distinguir o promocionar su producto.

La metanfetamina azul es aún más dañina que la común Sin embargo, estos tintes que le están dando a la droga pueden provocar trastornos más peligrosos en los consumidores. Y es que, al contrario que ocurría en Breaking Bad, la metanfetamina azul no tiene ni mucho menos un alto grado de pureza extremadamente alto respecto al resto, es más, es más dañina ya que esos tintes están intoxicando a los consumidores.

Pese a todo, esta no es la primera vez que los trabajos de Walter White y Jesse Pinkman inspiran a los fabricantes de drogas sintéticas. Las autoridades de Kansas City ya informaron en 2010 de la presencia de una droga muy similar. Lo mismo pasó hace unos años en Canadá.