CaixaBank
El presidente de CaixaBank,  Isidre Faine, y el vicepresidente y consejero delegado de la entidad, Juan Maria Nin. GTRES

Los presidentes de La Caixa, Isidre Fainé, y de Banco Sabadell, Josep Oliu, han pedido a las fuerzas políticas que actúen para que el debate soberanista catalán no perjudique la recuperación económica. El primero les ha esperonado a alcanzar un gran acuerdo sobre Cataluña y el segundo ha ido un paso más allá instando al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a reformar el sistema de financiación autonómico pues su innacción tiene consecuencias "poco agraciadas".

El presidente de La Caixa ha solicitado a las fuerzas políticas que alcancen un gran acuerdo sobre Cataluña que ayude al conjunto del país a "tirar para adelante". Ha formulado esta petición ahora que España ha entrado en una fase de crecimiento sostenido pero constante tras haber superado la desconfianza que generaba su situación económica hace apenas un año.

En declaraciones a un grupo de periodistas en la residencia del embajador español en Washington, y al ser preguntado sobre si había percibido preocupación entre el empresariado americano por el debate soberanista, ha respondido tajante que "hasta el día de hoy los mercados no han descontado ese problema".

Fainé ha subrayado que las empresas españolas y catalanas están demostrando que pueden "crecer más" y ha advertido de que a día de hoy aún hay poca presencia de los productos españoles en los supermercados del mundo, que suele visitar cuando viaja al extranjero. "Estamos en el Paleolítico superior en cuanto a posibilidades de crecimiento", ha asegurado.

Estamos en el Paleolítico superior en cuanto a posibilidades de crecimientoEl presidente de La Caixa ha hecho estas declaraciones en la noche del lunes en el acto de la imposición de la Gran Cruz de Isabel la Católica al senador demócrata Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Exteriores del Senado de Estados Unidos y del US Spain Council, un foro que acerca a las sociedades civiles de ambos países.

Preguntado también por la prensa si temía que el debate soberanista en Cataluña pudiese llegar a romper España, el senador Menéndez se ha limitado a señalar que se trata de un "asunto interno de España".

El director del Instituto de Empresa Familiar y del Consejo Empresarial para la Competitividad —organismo que se reúne este martes en Washington y cuyos miembros tendrán un encuentro con Rajoy— ha opinado por su parte que en este tema hace falta "mucho diálogo", que es lo que se necesita a su juicio para reconducir la situación.

En la recepción en la Embajada también estaba el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, miembro como Fainé del Consejo Empresarial de Competitividad, como lo son también directivos de El Corte Inglés, Mango, Banco Santander, Repsol, Acciona, BBVA, Mapfre, Inditex, Grupo Planeta, ACS, Ferrovial, Mercadona y Telefónica, cuyo presidente, César Alierta, será baja en Washington.

Los empresarios arroparán este martes a Rajoy en la conferencia-coloquio que pronunciará en la US Chamber of Commerce, donde defenderá la vuelta de España al crecimiento ante primeros espadas de algunas de las compañías más importantes de Estados Unidos.

Reformar el sistema de financiación

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha urgido el Gobierno a reformar el modelo de financiación autonómica porque no hacerlo está comportando "consecuencias políticas poco agraciadas" que no son las más idóneas para el país. En su opinión, es una de las reformas más necesarias y ha instado a afrontarla "de una manera valiente" este 2014 o, como mucho tarde, el 2015. 

El sistema de financiación autonómica actual tiene consecuencias políticas"Hay que abordar de manera frontal el sistema de financiación autonómica, una necesidad para 2014 o 2015", ha subrayado Oliu en una conferencia en la Cámara de Comercio de Sabadell ante unos 200 empresarios, a los que ha asegurado que el "tsunami" de la crisis económica ya ha pasado y que ahora los dos grandes retos son "acabar de limpiar y reconstruir", pues hay reformas pendientes como la finciación autonómica o la fiscalidad, que hay que revisar "de una manera racional y económica" para incentivar el consumo y aumentar los ingresos del Estado.

Oliu ha apostado por potenciar la reindustrialización tecnológica de España y en concreto de la región de Barcelona, de la que dicho que tiene un "gran potencial de futuro" para empresas que quieren establecerse en el país. "Hay pocas ciudades de Europa que tienen la capacidad de Barcelona, si somos capaces de fomentarlo y no asustarlos", ha afirmado Oliu, quien ha situado esta zona como un pool de desarrollo para la industria o para la tecnología para la industria internacional.

En este sentido, ha recordado que la región de Barcelona cuenta con buenas escuelas de negocios y excelentes escuelas politécnicas, lo que permite tener mano de obra cualificada barata, y es un lugar que puede atraer talento "si se ponen las condiciones suficientes" como una fiscalidad atractiva para los no residentes e implantar una sociedad business friendly.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.