Fuerzas de seguridad palestinas se despliegan en el sur de Gaza
Reuters Reuters

Sin embargo, en una señal de los desafíos a los que se enfrenta Abas, Hamás parecía haber tenido una buena actuación en las primeras elecciones municipales celebradas en la Franja de Gaza, consideradas como una prueba de fuerza entre el grupo extremista islámico y el nuevo líder.

Continuando con un despliegue en el norte de Gaza iniciado hace una semana, unos 2.000 policías paramilitares palestinos empezaron a diseminarse por la zona sur del territorio, atrasando el reloj a los días de cooperación en seguridad y al proceso de paz con Israel.

Algunos de los hombres uniformados, armados con rifles de asalto, tomaron posiciones entre colonias judías situadas en territorios ocupados, a menudo atacadas con bombas de mortero y cohetes lanzados por extremistas, y localidades palestinos.

Otros se dirigieron a la frontera de Gaza con Egipto, donde Israel ha llevado a cabo operaciones de castigo en zonas residenciales palestinas para acabar con los túneles de contrabando de armas y extremistas.

Durante la semana pasada, la violencia se ha reducido drásticamente en la Franja de Gaza, donde Abas está intentando lograr un alto el fuego antes de la prevista retirada de Israel este verano.

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, dijo el jueves que se daban las condiciones para un 'progreso histórico' hacia la paz tras las medidas tomadas por Abas para lograr la calma.

Sharon dijo en un discurso que si los palestinos trabajaban para 'luchar contra el terror' después de más de cuatro años de derramamiento de sangre, Israel podría avanzar con la 'Hoja de Ruta' respaldada por EEUU, que contempla la creación de un Estado palestino.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en una entrevista publicada el viernes en The New York Times, dijo que Abas había mostrado fuerza en las primeras fases de su administración.

'Está transmitiendo compromisos de que se esforzará en un 100% en proteger de los terroristas a la gente de ambos lados de la cuestión. Y para mí, ese es un inicio impresionante', dijo Bush.

En una señal de un nuevo impulso por la paz de EEUU tras la muerte de Yaser Arafat, responsables dijeron que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, visitaría la región a principios del próximo mes en el primer viaje de su nuevo cargo.

/Por Nidal al-Mughrabi/