La ejecutiva provincial del PSdeG de Ourense se ha reunido este martes en convocatoria urgente para conocer por un informe de su secretario general, Raúl Fernández, los episodios transcurridos en la crisis de la agrupación local socialista, de la ciudad de Ourense, visibilizada hace un mes y en la que quiere jugar un papel "muy prudente y positivo" para seguir buscando una solución, según dijo.

Fernández respondió a preguntas de los medios de comunicación momentos antes de comenzar la reunión y concretó que fue convocada el lunes para dar a conocer a sus 40 integrantes y analizar con ellos la situación de "conflicto vivido en Ourense".

"Queremos mostrar una vez más la predisposición para intentar poner todo lo necesario para resolver este problema y trabajamos en una posible solución desde diciembre, en sintonía con las ejecutivas nacional gallega y federal, pero es un tema orgánico y se quedará en el ámbito orgánico para ser consecuentes con lo que siempre dijimos", aclaró.

En ese sentido, dijo que se mantiene la "sensibilidad" de no trasladar a los ciudadanos los problemas del PSOE en la ciudad "para trabajar con la única idea de resolverlos para bien de todos".

Además, expresó el "deseo de todos" de que ya estuviese solucionado, "aunque eso podrá ocurrir en un día o en cinco, para hacerlo de la mejor forma posible, como ocurre en cualquier proceso de este tipo".

En sus respuestas, dejó claro que se busca una "solución pactada" para "mejorar la sintonía" en el equipo de Gobierno local, aunque esa sintonía "no tiene que ser total". Entre los 40 integrantes de la ejecutiva provincial están tres de los cinco ediles díscolos del PSOE local.

Consulta aquí más noticias de Ourense.