La existencia de rapaces diurnas en la provincia de Palencia durante el año 2013 se ha situado por debajo de la media del periodo comprendido entre 2005 y 2012, tal y como afirma un estudio anual que lleva a cabo la Asociación de Naturistas palentinos.

Según ha informado la citada asociación, los datos de 2013 se han situado en todos los meses, con excepción de diciembre, por debajo de la media del periodo 2005/2012 mientras que han sido especialmente destacables los bajos valores de los meses de junio a septiembre, unos de los más bajos de toda la serie histórica.

Asimismo, a partir del mes de octubre los valores del Índice Kilométrico de Abundancia de rapaces se aproximan a la media, lo que ha coincidido con el inicio de una nueva explosión demográfica del topillo campesino en las zonas de secano de Tierra de Campos; a pesar de estas cifras los valores deben considerarse como normales al encontrarse por debajo de la media.

La misma información refleja que desde el punto de vista anual, 2013 ha sido un mal año para las rapaces, con unos valores tan solo inferiores en los años 1995 y 2005.

SEGUIMIENTO

En el año 1995 la Asociación de Naturalistas Palentinos comenzó un protocolo de seguimiento de las poblaciones de rapaces diurnas en la provincia de Palencia cuya metodología de trabajo consiste en la realización de un recorrido mensual en automóvil, circulando a baja velocidad, en el que se van anotando todas las especies de rapaces diurnas observadas en la línea de progresión.

En concreto, el recorrido discurre por la comarca de Tierra de Campos, con inicio en la localidad de Grijota y finalización en Fuentes de Nava, con un recorrido total de 69,6 kilómetros.

La periodicidad del muestreo es mensual, lo que permite conocer la composición de la comunidad de rapaces a lo largo de las diferentes estaciones y, lo más importante, la variación intermensual o interanual de las diferentes especies de rapaces.

Los valores obtenidos para cada recorrido se muestran como un Índice Kilométrico de Abundancia, que no es otra cosa que el número de rapaces que se localizan por cada 100 kilómetros recorridos.

Este estudio permite además conocer la existencia de comunidades de micromamíferos presentes en los cultivos, ya que está claramente relacionada la presencia y abundancia de las diferentes especies de rapaces con la abundancia de roedores, en especial del topillo campesino, causante en ocasiones daños en los cultivos agrícolas.

Consulta aquí más noticias de Palencia.