El secretario general del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán, ha destacado este martes que el todavía alcalde de Benamejí (Córdoba), el socialista José Ropero, quien presentará su dimisión ante el Pleno municipal este próximo jueves por motivos de salud, supone "el único caso en España del único político que está devolviendo algo que cobró de forma indebida".

En rueda de prensa, Durán, tras subrayar que Ropero no está imputado judicialmente por la presunta comisión de delito alguno, ha recordado que Ropero "es una persona que cobró indebidamente unas dietas (del Ayuntamiento), como otros 43, y que las está devolviendo", cuestión ésta que no tiene que ver con su dimisión, pues, según ha señalado el líder del PSOE cordobés, Ropero ya anunció en la campaña de las municipales de 2011 que no volvería a repetir como candidato socialista a la Alcaldía, si bien el agravamiento de la enfermedad cardiaca que padece le ha hecho adelantar su salida del Consistorio.

En cuanto a la investigación judicial abierta por el llamado caso de las dietas de Benamejí, Durán ha dicho creer en la Justicia y espera "que la Fiscalía concluya su investigación, la que sea, pero que la concluya ya, y que eleve sus conclusiones a quien corresponda", para saber "si hay motivo para la imputación de una persona", pero que, entre tanto, Ropero solo es "una persona que cobró indebidamente unas dietas, como otros 43, y que las está devolviendo".

Exalcalde de la rambla

Por otro lado, respecto al exalcalde de La Rambla (Córdoba) y actual portavoz municipal del PSOE, Manuel Fernández Campos, que está siendo juzgado acusado de la presunta comisión de un delito de prevaricación en relación a un contrato que supuestamente no se ajustó al ordenamiento jurídico, Durán ha subrayado que cuando fue imputado ya presentó al PSOE la solicitud de "baja cautelar como militante", pero que el partido la ha dejado "pendiente de que concluya el proceso judicial", que desea que "termine bien" para Fernández.

En este sentido, ha precisado que la acción por la que juzga a Fernández es que "supuestamente cambió una cantidad de 20.000 euros, que estaba destinada a sillas y mesas que ya tenía una ONG que gestionaba un centro de dependencia" sufragado por el Ayuntamiento de La Rambla, y consignó esa cantidad para "cámaras de vigilancia" del mismo centro, es decir, que no se ha llevado ningún dinero del Ayuntamiento, "como le ha llegado a acusar el actual alcalde (de IU)".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.