La Consejería de Sanidad del Principado de Asturias estima que el nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) inicie tratamientos de oncología radioterápica en la tercera semana de enero. La previsión es comenzar por tumores de mama, digestivos, linfomas y del sistema nervioso central.

Para ello, funcionarán dos aceleradores lineales en turno de mañana y paulatinamente se irá aumentando la actividad. Así, se calcula que el tercer acelerador de nueva adquisición estará calibrado y listo para su uso a partir del mes de marzo.

Estas fechas se prevén después de que este martes, 7 de enero, se haya procedido a la incorporación del personal de oncología radioterápica para entrenarse en el manejo de los nuevos aceleradores lineales, aunque "desde hace varios meses algunos profesionales del servicio ya han estado familiarizándose con este tipo de equipos".

Así, los radiofísicos del HUCA ya han terminado de calibrar el primero de los aceleradores que se pondrá en funcionamiento en la tercera semana de enero, fecha en la que probablemente esté también listo el segundo, mientras que el tercero está siendo instalado estos días por los técnicos de Variant, la empresa adjudicataria del concurso.

Según indican desde la Consejería, "estos equipos permiten realizar todas las técnicas y tratamientos que se están aplicando en el HUCA pero con más seguridad y eficacia para los pacientes ya que se trata de dispositivos más precisos y que reducen los daños". "Además, permiten realizar algunos tratamientos que antes no se realizaban en Asturias y que obligaban a derivas pacientes a otras comunidades autónomas", señalan.

Igualmente, se espera que en febrero puedan comenzar a funcionar en el nuevo hospital los equipos de radiología convencional, los dos mamógrafos y las tres resonancias nuevas.

A partir ahí comenzará el traslado del resto de los servicios hasta la completa puesta en funcionamiento del nuevo HUCA que se espera pueda estar concluida en el primer semestre del 2014.

"Para llegar a esta fecha, a lo largo de tres o cuatro semanas, se ralentizará la hospitalización programadas del actual hospital con el fin de reducir los ingresos. Finalizado ese periodo, se procederá al traslado de los mismos en un proceso que durará el menor tiempo posible", apuntan.

Consulta aquí más noticias de Asturias.