Los ayuntamientos de Tacoronte y Puerto de la Cruz, en Tenerife, han decidido este martes cerrar los accesos a las playas debido al fuerte oleaje, e incluso, en la ciudad turística, también se prohíbe la entrada a la explanada del muelle pesquero.

Según informa el 112, en Garachico, al norte de la isla, también se mantiene cerrada al tráfico la avenida principal del casco. En el caso del Puerto de la Cruz, donde las olas han superado los seis metros de altura, se han registro desperfectos en el Complejo Costa Martiánez y en el barrio costero de Punta Brava, donde se han llegado a cerrar dos calles y dos vecinos desalojaron su vivienda como medida preventiva.

En Tacoronte, los principales daños se han presentado en el núcleo de Mesa del Mar, donde ha habido grandes desperfectos en el complejo de viviendas 'Marisol' y en la propia playa, ya que las olas han destrozado el chiringuito.

Las islas de La Palma, El Hierro y Tenerife siguen en alerta por fenómenos costeros adversos pese a que la Aemet ha rebajado este martes el riesgo a aviso amarillo.