CCOO ha considerado este martes que los expedientes disciplinarios abiertos por la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades son "una provocación" para "dividir a la comunidad educativa, enfrentando a los padres con los docentes" y, por ello, ha pedido "unidad de acción".

En un comunicado, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO, Antoni Baos, ha entendido que el sector no puede "caer en la trampa" y ha considerado necesario "repensar la estrategia a seguir".

La estrategia de este sindicato "pasa inexorablemente por la unidad de acción de los trabajadores de la enseñanza con los padres y madres, alumnos y equipos directivos, puesto que es en la unidad donde radica nuestra fuerza", ha subrayado.

El secretario general ha recordado que los sindicatos convocantes de la huelga y la Asamblea de Docentes querían reunirse este martes con representantes de la Conselleria "para hacer un acto de normalidad y democracia", pero esto ha sido denegado.

En relación a la posibilidad de celebrar nuevas jornadas de huelga, Baos ha indicado que cualquier medida que se adopte será "consensuada" entre toda la comunidad educativa. En cualquier caso, ha opinado que la respuesta dada este martes por los docentes y los familiares ha sido positiva.

Finalmente, ha lamentado que el Govern haya empeorado la situación de los docentes y lo ha acusado de prolongar el conflicto.