El concejal delegado de Economía, Empleo, Turismo y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Gregorio Serrano, ha visitado este martes la reforma del entorno del Baratillo y ha asistido a la inauguración de la Cruz, donde ha puesto de manifiesto que la adecuación del este espacio bajo la denominación de 'Compás del Baratillo' y dentro del Plan Turístico de Sevilla, financiado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, ha contado con una inversión de 69.000 euros.

Según ha detallado Serrano, esta acción se enmarca dentro del producto turístico 'La Sevilla de la Primera Vuelta al Mundo', tomando como referencia la relación histórica del río con la ciudad y poniendo en valor los recursos existentes en torno al inicio desde el Muelle de las Muelas o Mulas de la gesta naval "más importante en la historia de la Humanidad, la primera circunnavegación a la Tierra".

Así, se ha llevado a cabo la justificación histórica del producto, inventariado los recursos existentes en la ciudad ligados y relacionados con la gesta, con Sevilla como origen y punto de partida de la misma, y finalmente se han trazado un itinerario y dos paseos en el espacio de intervención. Con objeto de una mejor interpretación del producto turístico, se han desarrollado un hito 'Milla Cero de la Tierra', ubicado en la Plaza de Cuba desde septiembre de 2010 y que señala el punto desde donde partiera la expedición capitaneada por Magallanes; y este hito y adecuación del espacio 'Compás del Baratillo'.

En este último caso, inaugurado este martes, se ha adecuado el espacio existente entre las calles Adriano y Gracia Fernández Palacios, para su peatonalización e instalación de un hito, que interpreta la vinculación del barrio del Arenal, charnela entre la ciudad y el río, con la gesta naval de la Primera Vuelta al Mundo. Según señala Serrano, en esta franja de tierra existía un montículo donde se ubicaba un pedestal con una cruz de hierro forjado, lugar de oración para los marineros y lugareños, y que orientada hacia el río, "fuente de riqueza y conocimiento para la ciudad, se pretende representar".

Además, recuerda que en 1.649 la peste bubónica procedente de África arrasó a la población sevillana muriendo más de 60.000 personas, el 46 por ciento, teniéndose que establecer los denominados "carneros" a las afueras de la puerta Real, Osario, Prado de San Sebastián y en El Baratillo, para dar sepultura rápida a tantos fallecidos. "Así pues, aquella cruz sobre pedestal del monte El Baratillo se erigió, desde ese momento histórico, conmemorando dicha tragedia y, posteriormente, fue el primer hito urbano que encontraban marineros tras sus largos viajes", concluye.

El proyecto, cuya redacción y dirección facultativa fuera promovido por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, ha sido redactado por Francisco Granero, catedrático de la Universidad de Sevilla, y fue licitado tras recibir informe favorable y ratificación por parte de la Comisión Provincial de Patrimonio.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.