La presidenta del Partido Popular en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), María del Carmen Rodríguez Hornillo, ha criticado este martes que el Ayuntamiento de la localidad no haya solicitado una reducción para el valor catastral de las viviendas alcalareñas a la Dirección General del Catastro, cuyo plazo para tal fin expiró el pasado diciembre.

"El Ayuntamiento ha tenido la ocasión de solicitar a la Dirección General del Catastro una reducción del coeficiente, con la que se podría haber rebajado el Impuesto de Bienes Inmuebles, pero desde el equipo de gobierno no se ha hecho nada", declara Hornillo a través de un comunicado.

De hecho, según la portavoz 'popular', la Dirección General del Catastro abrió un plazo que expiró el pasado mes de diciembre, para que aquellos ayuntamientos que hayan realizado una revisión catastral "durante los años de la burbuja inmobiliaria", puedan rebajar el valor catastral de la vivienda mediante la aplicación de coeficientes reductores para que finalmente el impuesto de la contribución (IBI) de 2014 resulte inferior.

"Al no haberse presentado desde el Ayuntamiento alcalareño ninguna solicitud, ha quedado clara la falta de interés de Gutiérrez Limones en reducir el impuesto de la contribución", destaca la presidenta del grupo de la oposición.

Asimismo, Rodríguez Hornillo ha subrayado que "el valor de mercado de la vivienda en Alcalá de Guadaíra está muy por debajo del valor catastral", y que si desde el gobierno local no se ha requerido esta reducción es porque "repercutiría directamente en la recaudación del impuesto para 2014, que sería sensiblemente inferior".

En este sentido, el grupo 'popular' ha defendido que uno de los requisitos para esta actualización catastral, es que la revisión del municipio en cuestión haya sido dentro del periodo de la llamada 'burbuja inmobiliaria', y aunque la de Alcalá de Guadaíra fue en el año 2010, "los valores de referencia de las viviendas para esa revisión, como bien sabe el gobierno local, fueron tomados precisamente entre los años 2007, 2008 y 2009".

"Era totalmente procedente haber realizado la solicitud para tratar de rebajar el valor de la vivienda, algo que parece no interesar al alcalde, o lo que es peor, ni siquiera sabía que se podía hacer", acusa la presidenta del PP alcalareño.

Por último, María del Carmen Rodríguez Hornillo ha asegurado que al gobierno local "tampoco le ha interesado rebajar" el impuesto por las plusvalías, que "desde las ordenanzas fiscales de 2013, ahorra prorrogadas también para 2014, fue incrementado en un 33,33 por ciento".

"Lo que está claro y en resumidas cuentas, es que Gutiérrez Limones pretende pagar la deuda municipal de más de 100 millones de euros a base de subir impuestos, todo lo demás, son intentos de engañar al ciudadano con falsedades y demagogia barata", concluye la presidenta del Partido Poular en su comunicado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.