Las terrazas de Astillero podrán permanecer abiertas hasta las doce de la noche del 1 de noviembre hasta el 30 de abril y hasta las dos de la madrugada del 1 de mayo al 31 de octubre.

Esta es una de las principales novedades de la ordenanza que regula la instalación de terrazas en la vía pública y cuyas disposiciones han entrado en vigor este mes de enero.

Esta novedad se suma a otros cambios en la normativa, que fueron aprobados el año pasado, y con los que se busca contribuir a mejorar el ambiente de las zonas en las que se concentran los servicios de restauración y facilitar a este sector el desarrollo de su actividad, además de normalizar y ordenar la ocupación de suelo por cualquier elemento como toldos y mamparas, entre otros.

Se ha tratado así de establecer una regulación, tanto en lo que respecta a la forma y condiciones en las que se ocupe el espacio público, como en los elementos de cierre y cubierta de estos espacios, de manera que su instalación no suponga "perjuicio o merma" en el normal tránsito peatonal.

De esta manera, se busca primar la seguridad del usuario y garantizar la circulación del viandante, además de admitir y regular, en su caso, la posibilidad de que el espacio destinado a terraza quede delimitado lateralmente, protegiéndole así de los vientos.

También se pretende ordenar la colocación de toldos o cubiertas enrollables que abarquen la totalidad de la superficie de la terraza, pero manteniendo esta la condición de espacio abierto.

En este sentido, desde el Consistorio se persigue favorecer precisamente la instalación de terrazas durante todo el año por parte de restaurantes y cafeterías.

En consecuencia, aquellos establecimientos que instalen mesas y sillas en el exterior de sus locales les será más rentable si lo solicitan al Consistorio para todo el año y no por temporada, que se extiende del 15 de marzo al 15 de septiembre.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.