El Nuncio Apostólico en España, monseñor Renzo Fratini, ha defendido que la reforma de la Ley del Aborto planteada por el Gobierno de España tiene como objetivo prestar apoyo a las mujeres "para que pasen ese periodo de embarazo que no han deseado", ayudándolas "de todas las formas".

El Nuncio del Vaticano se ha referido a este tema en Badajoz, donde ha iniciado este martes su primera visita oficial a Extremadura, que continuará el miércoles en Mérida, aunque ha recordado que hace un par de años visitó Plasencia y Berzocana, a donde asistió a una procesión.

En su intervención, Renzo Fratini ha reconocido que "todavía no hay una decisión definitiva" sobre la reforma de esta ley, pero ha señalado que es "un paso adelante" y "positivo" porque defiende la vida y la unidad de la familia "y la mayoría de la gente considera importante estos valores".

En este anteproyecto, según ha dicho, "es muy importante la primera parte", donde se pone de manifiesto la idea de que la maternidad "no empieza cuando una mujer da a luz a un niño sino en el momento de la concepción, y en esos nueve meses también es madre".

Por ello considera necesario dar a la mujer en este periodo "todo el apoyo" y cree que "la ley tiene el deseo de ayudar en los casos más complicados y difíciles".

Renzo Fratini ha participado en la convivencia anual que celebra la Archidiócesis de Mérida-Badajoz con los sacerdotes, en la que el arzobispo Santiago García Aracil ha reconocido a los presbíteros que cumplen sus bodas de oro y de plata este año.

Monseñor Fratini ha aprovechado la ocasión para trasladar un mensaje de "gratitud al Señor por el gran don del sacerdocio", al tiempo que ha recordado que a pesar de la situación económica y la crisis actual "hay países que sufren más", como es el caso, según ha señalado, de Nigeria, país que ha visitado antes de llegar a España y donde la "situación es más difícil".

En este sentido, ha abogado por tener una "visión más universal" y ver "afuera de las situaciones de España y Europa" para comprender que "hay problemas en todo el mundo" y ser personas agradecidas.

Mensaje de unidad para españa y extremadura

Respecto a la antigua demanda de Extremadura de recuperar Santa María de Guadalupe, perteneciente al arzobispado de Toledo, el Nuncio del Vaticano ha admitido haber hablado con el arzobispo de esto, así como el interés "en el pasado" de la Conferencia Episcopal, pero ha insistido en que "lo importante es subrayar lo que nos une" como católicos y cristianos.

En su opinión, "no importa tanto si una parte de la diócesis o de España está en un sector o en el otro", ya que lo que importa, según ha destacado, es la "fraternidad", por lo que ha recomendado tener una "visión un poco más universal y abierta" y de esta forma "el problema de Guadalupe no será tan importante o esencial para vivir bien".

Renzo Fratini ha recordado que el Papa Francisco en su mensaje de este año para la paz destacó la importancia de la fraternidad, por ello ha recordado a los extremeños que todos son hermanos, "sean de la diócesis de Toledo o Extremadura o Castilla-La Mancha" y que "no es tan importante porque esto puede dividirnos".

En este sentido ha reconocido que la pelea y el enfrentamiento "no es útil al país" y por ello "España tiene que subrayar también este aspecto de la unidad", y ha hecho referencia a "otras partes de España, donde piden algunos la independencia" para reconocer que "es mejor no subrayar este punto que puede dividir".

El Nuncio del Vaticano no trae, según ha manifestado, ningún mensaje particular para la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, ya que ésta es "parte de toda la Iglesia" y Extremadura no tiene "ningún problema particular" en la Iglesia de España.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.