La senadora de Ceuta Luz Elena Sanín (PP) ha calificado este martes de "necesidad social" el anteproyecto de Ley de interrupción del embarazo que propugna el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, para cerrar la "veda" a que las menores de edad puedan abortar "sin conocimiento de sus padres" o para que las violadas no tomen esa como su "primera decisión".

Según ha subrayado en declaraciones a los periodistas, "un ser humano lo es desde la concepción y no se le puede llamar ni planta ni otra cosa porque tiene alma y vida y sufre en el vientre de la madre".

Para la ceutí, la ley de plazos de 2010 "ha multiplicado los abortos" en España y ha defendido que "una menor jamás puede abortar sin conocimiento de sus padres y si le están vetados otros derechos no se puede abrir la veda para eso".

"La libertad de la mujer en este sentido más que un derecho es una libertad por grave daño para su salud o por violación", ha ampliado Sanín, quien ha recordado que en la Constitución "el artículo 15 protege la vida del no nacido y el 10 también es muy claro sobre la protección de la dignidad de la mujer, que hay que hacer valer como un principio jurídico de primer orden".

Así, ha enmarcado el debate en una "contraposición entre el derecho a la vida y a mantener la dignidad" en el que "hay que valorar cada caso, la incidencia en la madre de esa violación, y ahí determinar la posibilidad de abortar o no". "La violación es el desgarro mismo de la dignidad de la mujer, es como si le hubiera roto el alma, y entonces hay que darle todo el apoyo psicológico, sanitario y económico para que su primera decisión no sea abortar", ha añadido.

Para Sanín una mujer violada "es una víctima de la sociedad y del proceso abortista, por el que también puede sufrir traumas". A renglón seguido, ha recordado que algunas mujeres "han preferido dar en adopción hijos antes que interrumpir un embarazo".

Desde el punto de vista de la parlamentaria del PP lo que no se puede es "promocionar el aborto libre" sino incidir en la "educación en valores" a los jóvenes "para evitar embarazos". Eso se puede lograr, según ha señalado, "inculcando unas medidas eficaces para evitar unos efectos que pueden dañar física o psicológicamente" a las mujeres encinta.

La senadora ha aseverado que con el texto de Gallardón "vamos a volver a la legislación de supuestos de 1985, que no se modificó con Aznar y que se mantendría si el PSOE no hubiese introducido los cambios de 2010" y ha evitado referirse a que el anteproyecto del ministro prevea prohibir la interrupción por malformaciones del feto o endurecer los requisitos para quienes aleguen motivos de salud.

Ha hecho referencia, también, a que en España se destinan "85.000 millones de euros" al "negocio" de "las clínicas abortistas".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.