La comisión de la Junta General del Principado de Asturias que investiga la Fundación Niemeyer ha decidido este martes el calendario de comparecencias y determinado las personas a las que se va a requerir. Finalmente, el expresidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, la alcaldesa de Avilés Pilar Varela y el exgerente del Centro Niemeyer, Natalio Grueso, ofrecerán sus explicaciones en la comisión en los primeros días de febrero.

Las comparecencias, 54 en total, comenzarán el día 21 de enero y finalizarán el día 5 de febrero. Los miembros de la comisión, según ha explicado el presidente de la misma, Alfonso Román López (PP), han decidido que sean las personas imputadas las que comparezcan en último lugar, seguramente el próximo día 5 de febrero.

En ese capítulo de imputados están Natalio Grueso, José Luis Rebollo, Pilar Varrela, José María Vigil, Judith Pereiro, Marta Elena García y José Manuel del Arco.

En realidad eran 58 las solicitudes de comparecencias que se habían acordado, aunque Román López ha dicho que hay cuatro personas que trabajaron para la Fundación Niemeyer y que "hay dificultad para localizar sus domicilios". No obstante, el diputado del PP considera que no aportarían demasiado, porque "no ocuparon cargos de responsabilidad". Las notificaciones ya se envían desde este martes.

De esta forma las comparecencias comenzarán con los funcionarios, luego los trabajadores de la Fundación, después los políticos y, por último los imputados. Serán siete comparecencias diarias, cuatro por la mañana y tres por la tarde.

La comisión de este martes se ha desarrollado a puerta cerrada y ha durado una hora. El motivo es que ha habido discrepancias, que Alfonso Román López atribuyó fundamentalmente a la postura del PSOE.

Por su parte, la diputada de Foro, Carmen Fernández, también a preguntas de los periodistas, ha dicho que había "distintos puntos de vista" en el orden de petición de las comparecencias. Ha dicho que su grupo presentó un documento con el orden secuencial de las mismas. Admitieron finalmente un cambio propuesto por UPyD, relativo a llamar a los imputados al final.

"El objetivo es contar primero con las personas que aportarán de la forma más limpia posible sus conocimientos sobre el tema y, luego, buscar ya las responsabilidades", ha comentado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.