La Subdelegación de Jaén ha solicitado a la Guardia Civil un "informe exhaustivo" sobre los incidentes ocurridos en la manifestación convocada este lunes por compañeros y amigos del joven malí desaparecido desde el 17 de diciembre para pedir que no cese su búsqueda con vistas a determinar "posibles sanciones".

Así lo han indicado este martes a Europa Press fuentes de la institución que dirige Juan Lillo, desde la que se ha recordado que la manifestación "estaba autorizada por haber presentado la comunicación en el plazo establecido según la legalidad vigente".

"La Subdelegación del Gobierno ha pedido un informe exhaustivo a la Guardia Civil sobre el desarrollo de lo acontecido a fin de proceder a la aplicación de posibles sanciones contra los organizadores del acto por no haber controlado el desarrollo del mismo", han explicado.

Además, desde el Instituto Armado se "está procediendo a la identificación de todos aquellos que causaron destrozos para incorporarlo al atestado dirigido a la autoridad judicial", según han informado desde la Subdelegación, que también ha aludido a las denuncias sobre daños que se están recibiendo a lo largo del día en el cuartel.

Junto a ello, fuentes del caso han reiterado a Europa Press que desde que desapareció el joven —cuya identidad se corresponde con las iniciales T.C. y que se había desplazado a Villacarrillo para trabajar en la recogida de la aceituna— se han empleado en la investigación y en las labores de búsqueda "todos los medios" de que dispone la Benemérita.

De este modo, han precisado que han participado el equipo central de inspecciones oculares, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), los servicios aéreo, de montaña y cinológico, la Sección de Intervención Rápida (SIR) de la Comandancia jiennense, unidades territoriales "y, de manera permanente como prioridad de la Comandancia, la Unidad Orgánica de la Guardia Civil".

También han intervenido el Grupo Apoyo Técnico Operativo de la Unidad Central Operativa (GATO-UCO) así como la oficina de enlace (Oesis) en la difusión de la desaparición en el ámbito Schengen y su puesta en conocimiento a las fuerzas policiales de esta zona, así como el Centro de Colaboración Policial Aduanera (CCPA) en gestiones en el paso fronterizo hacia África.

DENUNCIA

Fue el 18 de diciembre cuando un hombre presentó la denuncia en el cuartel de la Guardia Civil en Villacarrillo. Según dijo, su primo se había ausentado el día anterior "y comprobó que se había llevado una mochila con efectos personales".

Desde entonces, la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación en la que "no se descarta ninguna hipótesis", incluida la posibilidad de que se trate de una "marcha voluntaria", si bien desde el entorno del joven se ha venido insistiendo en que es "muy extraño" que se hubiera ido sin avisar siquiera.

En cualquier caso, se mantiene la búsqueda para intentar dar con este temporero de Mali, a pesar de lo cual compañeros del joven reclaman que no se deje de investigar, motivo por el que se había convocado la manifestación de este martes.

Consulta aquí más noticias de Jaén.