La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, ha denunciado este martes los retrasos que sufren los vecinos de Churriana de hasta una hora en las líneas 5 y 10 de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), para lo que ha reclamado mejoras, tanto en frecuencia como en conexión de los servicios.

Gámez ha puesto de ejemplo del "mal servicio" prestado la línea que conecta Churriana con la zona de Guadalmar, que provoca que "los usuarios deban esperar más de una hora en una parada en la que no aparece el horario ni la frecuencia del autobús, además de tener que hacer transbordo, para lo que hay que cruzar la N-340".

Así, ha destacado a los periodistas que "la media de espera en el resto del distrito roza los 40 minutos desde que el pasado mes de noviembre la EMT reorganizó un servicio que ya presentaba déficits a otro que perjudica aún más a los vecinos de la zona".

Para demandar una mejora, Gámez ha anunciado el inicio de una campaña reivindicativa y la presentación de una moción en la próxima Comisión de Movilidad, con el objetivo de que "se ponga fin en el menor tiempo posible a esta situación que afecta a miles de usuarios".

"El equipo de gobierno del PP se debe esmerar en el transporte público de las zonas más alejadas y facilitar así la movilidad", ha aseverado la portavoz socialista, a la vez que ha alertado del "empeoramiento" que están sufriendo los servicios públicos municipales.

En este sentido, ha criticado que "mientras la atención al ciudadano por parte de su Ayuntamiento va a peor, el PP está subiendo todos los impuestos en un claro contraste de exigir más y dar menos". Así, ha puesto de relieve que en este año vuelven a incrementarse el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el recibo del agua, entre otros.

Subida acumulada

Gámez ha advertido también de la subida acumulada que han experimentado las tarifas del autobús en los últimos años, precisando que el billete individual ha aumentado 20 céntimos; el bonobús de 10 viajes, 70 céntimos; la tarjeta mensual, un euro, y 1,5 euros la de estudiantes y jubilados.

"No es que ahora se congelen las tarifas, sino que se mantienen elevadas tras las subidas aprobadas desde 2012", ha apostillado la portavoz municipal del PSOE.

En este punto, Gámez ha resaltado que mientras los ciudadanos "tienen que ajustarse el bolsillo y hacer frente a la subida de los impuestos, el gerente de la EMT puede cobrar hasta 125.000 euros al año".

Por último, ha lamentado "la mala planificación y la falta de optimización de los recursos existentes". Para acabar con esta situación, ha mencionado la batería de mociones presentadas por su grupo y rechazadas por el equipo de gobierno 'popular, orientadas en su mayoría al cambio de líneas y de frecuencia y a la ampliación de las mismas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.