La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal perfectamente estructurado que se desplazaba desde Madrid a Segovia para robar con fuerza en establecimientos.

En total se ha detenido a tres personas de 21, 32, y 35 años, naturales de Madrid, que suman 34 antecedentes policiales, principalmente por delitos similares, según han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Los ahora arrestados son los presuntos autores del robo en el restaurante Bon Appetit, situado junto al Acueducto, al que accedieron en la madrugada del 1 de enero tras forzar una de las puertas. Los tres fueron sorprendidos 'in fraganti' y detenidos tras recibirse el aviso de la central de alarmas.

Tras las oportunas investigaciones policiales, se pudo determinar que los tres son también los supuestos autores de robos en otro restaurante de la capital, en el tanatorio y en un taller de alfarería. La Policía les intervino tras su arresto numerosas herramientas destinadas a la comisión de robos con fuerza, así como un inhibidor de frecuencias para interferir en el normal funcionamiento de las centralitas de alarma.

Los detenidos —E.E.S.G, J.I.A.R. y O.A.R, de 21, 32, y 35 años— fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, que decretó el ingreso en prisión de uno de ellos. La investigación aún se encuentra abierta. La Subdelegación ha indicado que se trata de identificar y localizar a otras personas que podrían haber participado en los robos.

Consulta aquí más noticias de Segovia.