El refugio antiaéreo de la Guerra Civil que se encuentra bajo la plaza del Príncipe de Santander y que fue descubierto en el año 2006 durante las obras de remodelación de la plaza Porticada podrá visitarse el próximo otoño cuando el Ayuntamiento lo haya acondicionado y convertido en un nuevo centro de interpretación, que se sumará a los equipamientos del Anillo Cultural.

Las obras para el acondicionamiento de este espacio, de unos 155 metros cuadrados aunque apenas 100 útiles, podrían comenzar en el mes de junio y los visitantes empezarían a recorrer su galerías y a conocer su contenido el próximo otoño, según las estimaciones del Ayuntamiento de Santander dadas a conocer este martes por el alcalde, Iñigo de la Serna, durante la presentación del proyecto.

El alcalde ha destacado el "indudable valor" patrimonial, cultural histórico, turístico y didáctico de este espacio con el que el Ayuntamiento de Santander sumará al Anillo Cultural una parte de la historia que "no estaba cubierta" y cuya puesta en valor contará con un presupuesto municipal de 265.000 euros.

De esa cuantía, 150.000 euros se destinarán a la remodelación de este espacio y principalmente a solucionar los problemas de humedades y filtraciones de agua que actualmente presenta este refugio antiaéreo. Mientras que los 115.000 euros restantes se invertirán en el equipamiento museológico, que incluirá fotografías, audios, maquetas o uniformes, entre otros datos y vestigios de la Guerra Civil en Santander.

Centro de interpretación

El futuro centro de interpretación, que podrá ser visitados por grupos de 10 personas con un guía, contará con un acceso "singular" diseñado en vidrio y carpintería de acero y con una cubierta curvada de color azul que se orientará en este-oeste de forma que no interrumpa los corredores peatonales de la zona. El acceso original cuenta con dos escaleras de hormigón enfrentadas pero éstas se eliminarán porque no cumplen con la normativa para acceso de personas con movilidad reducida.

Una vez en el interior, el refugio cuenta con una planta rectangular de 21,5 metros de largo y 7,2 de ancho (incluidas las dos escaleras originales de acceso). El espacio de divide en tres galerías de 1,60 metros de ancho que están comunicadas entre sí con diferentes tramos separados por muros de hormigón, así como con pequeños huecos en las bóvedas superiores.

"Todo el recinto formaba una especie de laberinto que favorecía el dotarse de paredes robustas para soportar los bombardeos y para dar una mayor protección ante los desplomes y las ondas expansivas", ha explicado De la Serna, que ha asegura que el estado estructura de todo este conjunto es "bueno" y "no tiene ninguna alteración" más que las humedades que se solucionarán con morteros impermeabilizantes y el agua se eliminará con un drenaje y equipo de bombeo.

Contenido museológico

Por otro lado, el alcalde ha detallado parte del contenido museológico de este centro de interpretación del refugio aéreo de la plaza del Príncipe, con el que se pretende dar a conocer "desde el rigor histórico" la historia de Santander a través de este equipamiento de la Guerra Civil.

"Es fundamental que lo que vayamos a exponer lo hagamos de una forma muy lúdica y atractiva, por su puesto también de manera informativa y rigurosa, pero que este destinada a un público como puede ser el escolar y el turístico", ha apuntado De la Serna, que ha indicado que, por ello, el Ayuntamiento trabaja en conceptos educativos y pedagógicos para fomentar participación e interacción de quienes visiten el refugio.

Los bloques temáticos que se abordarán serán la Guerra Civil, ésta en el contexto de la Europa Entreguerras, cómo era Santander tras el 18 de julio de 1936, la vida cotidiana en la ciudad, los bombardeos, la organización de la defensa de Santander, los refugios antiaéreos y éste en concreto, cómo se produjo el abandono de estos equipamientos de la Guerra o el sufrimiento de la población civil.

De la Serna ha ensalzado que este nuevo equipamiento del Anillo Cultural va a ser "singular" por lo "inédito y diferente" al resto de espacios culturales de la capital cántabra y conforma "uno de los principales objetivos y prioridades políticas" del Ayuntamiento, que es la "mejora de la competitividad" de la ciudad a través de la cultura.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.