El sindicato STEI-i ha asegurado que un 57,97 por ciento de docentes en Formentera, 40 profesores en total, y un 27,94 por ciento de docentes en Ibiza, 254 profesores, han secundado este martes la jornada de huelga convocada en el sector educativo.

El secretario territorial del sindicato, Pere Lomas, ha manifestado que estas "son cifras significativas porque hace mucho que se arrastra el problema y el desgaste existe, aunque también las ganas de luchar".

"Mucha gente no considera que el conflicto está acabado ni cerrado y cuando hay oportunidades para expresar nuestra postura, así lo hacemos. El problema sigue y la forma de arreglarlo no es abriendo expedientes a los equipos directivos", ha dicho Lomas.

Asimismo, ha destacado que Formentera es la zona donde se ha registrado un seguimiento más elevado de esta jornada de huelga. "El colectivo del profesorado en Formentera siempre ha sido muy participativo y ha considerado que estos ataques pseudo pedagógicos eran un ataque a la Educación", ha reiterado.

Lomas ha dicho también que este curso es "cualquier cosa menos normal, porque hay muchas tensiones en los centros ya que el conflicto sigue abierto y reiteramos que la aplicación de estas ideas no es asumible".

"No hay ningún centro en el que el TIL pueda aplicarse sin problemas. Además, existe la amenaza por parte de la Conselleria a abrir más expedientes y, por eso, se reactiva la huelga. Podemos esperar cualquier cosa, porque no juegan limpio y lo que quieren es saldar cuentas pendientes", ha manifestado Lomas.

El secretario ha dicho además que "muchos quieren seguir con la huelga y nos preguntan si pueden hacerla a título personal".

Concentración de padres

El secretario del STEI-i se ha referido al anuncio realizado por un grupo de padres que tienen previsto concentrarse este miércoles para pedir la "renovación de docentes" y que se acabe con su "inmunidad".

Lomas ha considerado que la iniciativa "debe salir de un pequeño grupo, porque los padres siempre nos han mostrado su apoyo a nuestras reivindicaciones y se han manifestado de manera coherente".

"Sólo quieren poner más problemas a esta situación cruel que ya existe en el sector educativo", ha concluido.