El coordinador regional de IU-Verdes, José Antonio Pujante, ha reconocido que ve "con preocupación" los problemas de Sacyr en Panamá y su influencia en la apertura del aeropuerto de Corvera, porque "al final vamos a tener que acabar pagando todos los agujeros y los sacos rotos de las grandes empresas".

"Se habla mucho de la necesidad de que adelgace la administración pública, y se le echa mucho la culpa de la situación de crisis económica pero, en verdad, la responsabilidad principal se debe a los desmanes financieros de la banca y de determinadas inmobiliarias", ha aseverado Pujante.

En una rueda de prensa, al ser preguntado por este asunto, ha recordado que "hay un aval que, en su día, el Gobierno de la nación que entonces presidía José Luis Rodríguez Zapatero concedió a Sacyr en una situación ventajosa, que le llevó con una bajada temeraria en un contrato a adjudicarse la ampliación del Canal de Panamá".

En la Región de Murcia, por su parte, ha explicado que "estamos soportando actualmente la incorporación a la deuda pública de los 200 millones de euros correspondientes al préstamo de Aeromur, que principalmente está comandada por Sacyr, más el pago de intereses correspondiente que hay que llevar a cabo", lo que "supera con creces la concesión de ayudas, por ejemplo, a asociaciones de personas con discapacidad de la Región de Murcia".

En su opinión, la situación "es preocupante", sobre todo, porque el horizonte que se prevé en el ámbito de las posibilidades económicas del propio aeropuerto de Corvera "son nulas, y lo que se prevé son más bien pérdidas".

Por tanto, cree que asumir el riesgo de "tirar para adelante" con un aeropuerto que va a ser deficitario "es bastante complicado", lo que justifica, sobre todo, "por la ampliación del Aeropuerto de Alicante, por el problema que tiene, en su conjunto el país de muchos aeropuertos que son deficitarios, por la propia ampliación que en su día se hizo del aeropuerto de San Javier y la necesidad de compensar a Aena en el caso de que se cerrase el aeropuerto de San Javier. Por tanto no pinta bien la cosa".

El problema, en su opinión, es que "al final vamos a tener que pagar el conjunto de ciudadanos de la Región de Murcia los platos rotos y un aeropuerto con escasa viabilidad".

Respecto a la evolución de Sacyr en bolsa y su posible influencia a la hoja de ruta del Gobierno regional con respecto al aeropuerto de Corvera, Pujante ha advertido que el Ejecutivo autonómico "tiene una situación bastante complicada, y no tiene ninguna salida que sea positiva, sino que todas las salidas que pueda haber son negativas".

A su juicio, el Gobierno regional "tendrá que valorar racionalmente cuál es la opción que menos perjudica a los intereses del conjunto de los ciudadanos de la Región de Murcia".

En cualquier caso, cree que la Administración autonómica "tendría que hacer, en primer lugar, autocrítica y cantar el 'mea culpa', asumir que se equivocaron en su momento y, desde luego, asumir responsabilidades políticas en forma de dimisiones".

"No es de recibo que tengamos que pagar 200 millones de euros todos los murcianos, cuando se están llevando a cabo brutales recortes en la Sanidad, en la Educación y en políticas sociales, eso es intolerable e inaceptable".

Sin embargo, lamenta que "no hay ningún tipo de problema a la hora de dar satisfacción con 200 millones de euros a un agujero y una infraestructura totalmente inútil e inservible".

Consulta aquí más noticias de Murcia.