Trabajadores de la empresa Goshua, en huelga indefinida desde este lunes, se han concentrado ante la sede del departamento de Trabajo del Gobierno central, en Pamplona, en defensa de sus derechos y para reclamar a la dirección que negocie un convenio colectivo.

Tras el lema 'Langileak gure eskubidearen alde' (Trabajadores a favor de nuestros derechos), una treintena de empleados de la empresa de Iraizotz han protestado este martes coreando consignas como 'No hay yogures sin convenio', 'Sin negociación, no hay solución' y 'Goshua escucha, aquí hay lucha'.

Los trabajadores de Goshua iniciaron este lunes por la noche una huelga indefinida, que está siendo secundada por alrededor del 90% de los 60 empleados de la compañía, y que están dispuestos a mantener "hasta que la empresa se siente con nuestros asesores". Esta misma mañana los empleados, por mayoría absoluta, se han mostrado partidarios de continuar con el paro y de "pelear hasta el último momento".

Con la concentración de este martes en Pamplona, ha explicado en representación del comité de empresa Mikel Arauso, de ELA, los trabajadores quieren "demostrar" a la dirección que están "dispuestos a pelear para conseguir un convenio blindado, con una ultraactividad, y para defender nuestros derechos, que no quieren respetar".

Además, en declaraciones a los medios de comunicación, ha criticado que la empresa haya "bajado el 30 por ciento del salario a tres trabajadores", al tiempo que ha censurado que la compañía pretenda "aplicar una flexibilidad de 24 días de nuestras vacaciones" y que "no haya renovado el contrato a dos trabajadores".

Por ello, ha explicado, después de llevar a cabo distintos paros desde el 19 de diciembre, los trabajadores de Goshua han decidido convocar una huelga indefinida "en contra de la mala fe que tiene la empresa ante la negociación de un convenio".

"Está todo bloqueado, no porque el comité y la plantilla no se quiera reunir, sino porque la dirección no nos quieren reunir con los asesores que tenemos", ha indicado el representante de ELA, para detallar que la reivindicación de los trabajadores es "pasar del pacto de empresa actual a un convenio, porque con la actual reforma el pacto ya no sirve para nada".

Según ha expuesto, por el momento no hay ninguna reunión prevista con la empresa para intentar solucionar este conflicto laboral y ha remarcado que el comité de empresa "está disponible las 24 horas para cuando nos llame la dirección". "Pero de momento no hay nada", ha lamentado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.