El presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, ha defendido este martes el aprovechamiento sostenible de biomasa como alternativa al petróleo en la generación de energía térmica, durante la presentación de un estudio específico de la disponibilidad de biomasa en la provincia.

"Es necesario que se perciba el valor añadido de este tipo de energía", ha aseverado Rico en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de ensalzar los "reducidos" costes de su aprovechamiento.

El estudio presentado, realizado por la Agencia Provincial de la Energía de Burgos (Agenbur) en el marco del Plan Estratégico Burgos Rural, fija en 480.000 hectáreas la superficie de biomasa forestal de la provincia.

Del conjunto de esa superficie, se prevé un aprovechamiento anual sostenible de biomasa de cerca de 190.000 toneladas de materia seca de los productos de pino y casi 200.000 toneladas de material frondoso, de las cuales, el 80 por ciento y 70 por ciento, respectivamente, se encuentran en zonas con una pendiente menor al 35 por ciento, lo que posibilita la mecanización de la extracción.

El documento, que se encuentra disponible en la página web de Agenbur -www.agenbur.com—, destaca también que cerca del 60 por ciento de los aprovechamientos anuales sostenibles de biomasa se localizan en montes de utilidad pública, lo que supone una ventaja a la hora de su explotación.

Por otro lado, señala que la biomasa agrícola, extraída de restos de cosechas y poda de cultivos leñosos, supone otra fuente fundamental de recursos bioenergéticos, puesto que se registran más de 80.000 toneladas de materia seca anuales en la provincia.

Finalmente, el estudio delimita las zonas geográficas con una mayor concentración de biomasa y mayores posibilidades de explotación, entre las que destacan las comarcas de La Demanda, Pinares y Merindades-Loras.

Consulta aquí más noticias de Burgos.