La Casa del Rey se ha limitado a expresar su "respeto a las decisiones judiciales" tras conocer la decisión del juez José Castro de imputar a la Infanta Cristina por un presunto delito fiscal y de blanqueo, según un portavoz de Zarzuela consultado por Europa Press.