La nieve acumulada en los últimos días obliga a usar cadenas en estas primeras horas del martes en dos tramos de carretera de Castilla y León, donde además se ha cerrado el tráfico a camiones, autobuses y vehículos articulados, mientras que la niebla condiciona la circulación en otros tres.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) recogidos por Europa Press, son necesarias las cadenas en la LE-233 a su paso por la localidad leonesa de Besande y en la SA-203 en la Peña de Francia (Salamanca).

Por otro lado, la niebla es especialmente intensa en las localidades abulenses de El Barraco (N-403) y Mengamuñoz (N-502), así como en la N-VI a su paso por San Rafael (Segovia).

Asimismo, el pavimento deslizante obliga a extremar la precaución en la N-601 a la altura de Medina de Rioseco (Valladolid), donde entre el domingo y el lunes se produjeron cinco accidentes.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.