El autor del informe del Parlamento Europeo sobre los prácticas ilegales de la CIA en la lucha contra el terrorismo, el socialista italiano Giovanni Fava, considera que este texto, aprobado este miércoles por holgada mayoría, "abre la puerta" a próximas revelaciones.

Vamos a saber más de lo que está escrito aquí

"Vamos a saber más de lo que está escrito aquí", adelantó en rueda de prensa Fava, que citó recientes informaciones sobre vuelos estadounidenses entre Guantánamo y bases militares en Europa, entre ellas las españolas de
Rota (Cádiz), Morón de la Frontera (Sevilla) y Torrejón de Ardoz (Madrid).

 

El ponente explicó que, al redactar el informe, no conocía estos datos, pues los registros de vuelos con que trabajó se ceñían a la aviación civil, pero que, posteriormente, supo por "otras fuentes de información" de la existencia de estos enlaces militares.

De hecho, Fava trató este miércoles, durante la votación del informe (que obtuvo 382 votos a favor, 256 en contra y 74 abstenciones), de plantear una enmienda oral para incluir en el texto una mención a estos vuelos militares.

Sin embargo, acogiéndose a una cláusula del reglamento de la Cámara, más de 40 eurodiputados conservadores se opusieron a la presentación de la enmienda e impidió su voto.

 

En este Parlamento, la mayoría ha afrontado la verdad (...) pero hay otros que han querido mirar para otro lado

"Es un hecho que hay bases militares en Europa de donde salieron aviones militares que tenían como destino Guantánamo", dijo Fava, quien añadió: "el problema no es cuánta verdad hay o no hay. Es la actitud ante la verdad. En este Parlamento, la mayoría ha afrontado la verdad, también cuando es muy dolorosa para sus países, pero hay otros que han querido mirar para otro lado".

 

La versión final del informe de Fava recoge 1.245 vuelos civiles operados por la CIA en aeropuertos europeos, entre ellos 336 en Alemania, 170 en Reino Unido, 147 en Irlanda, 91 en Portugal, 68 en España, 64 en Grecia, 57 en Chipre y 46 en Italia.

Misión española en Guantánamo

Tras la votación, la portavoz de los socialistas españoles, Elena Valenciano, se refirió a la misión policial que el anterior Gobierno español del Partido Popular (PP) envío a Guantánamo en 2002.

"Resulta inmoral, además de ser un hecho delictivo que, mientras el Parlamento Europeo y todos los organismos internacionales condenaban Guantánamo y pedían su cierre, algunos países enviaran a sus servicios de información para interrogar prisioneros", dijo.

En el debate del informe, José Ignacio Salafranca (PP), tras defender la necesidad de respetar la ley en la lucha contra el terrorismo, había considerado "lamentable que uno se pueda rasgar la vestiduras condenando ese limbo jurídico de Guantánamo, que evidentemente no nos gusta, pero guardar ominosamente silencio por el régimen que realmente golpea a Cuba, que es el castrista".