La Guardia Civil ha detenido en Madrid a seis personas, tres marroquíes, dos españoles y un menor cuya nacionalidad no ha sido precisada, que formaban parte de un grupo organizado al que se le imputa la comisión de unos 115 atracos y robos con fuerza.

A lo largo de estos meses los agentes han podido comprobar que los detenidos perpetraban robos de forma indiscriminada en toda la geografía madrileña
A lo largo de estos meses los agentes han podido comprobar que los detenidos perpetraban robos de forma indiscriminada en toda la geografía madrileña. La media de atracos, según la Guardia Civil, ha sido de entre
4 y 7 robos diarios.

La banda robaba en establecimientos comerciales y financieros, así como vehículos. También asaltaba con violencia e intimidación en la vía pública en la zona de influencia de la M-50. En el historial de los detenidos figuran igualmente alunizajes.

Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 19 y los 24 años.

Todo el grupo fue arrestado en el distrito de Villaverde tras haber perpetrado un robo con violencia en una entidad bancaria de un polígono de la citada zona.

Las investigaciones comenzaron el pasado verano cuando se detectó un aumento de hechos delictivos, con un nexo en común, que todos eran perpetrados en localidades próximas a la M-50.

También solían sustraer vehículos, normalmente de gran cilindrada, para llevar a cabo sus acciones.

La Guardia Civil les considera responsable de 40 robos con violencia e intimidación; 36 robos de vehículos; 22 hurtos con fuerza, algunos perpetrados por el método del alunizaje; 13 delitos de daños; un delito de tenencia ilícita de armas y dos homicidios en grado de tentativa.

Además se les ha intervenido un importante número de teléfonos móviles, 1.200 euros en metálico, y un arma de fuego de calibre 6.35 y gran cantidad de herramienta y varios pasamontañas.