Un total de 15 de los 31 faros situados en la costa andaluza mantienen usos complementarios, además de su objetivo primordial de ayuda a la navegación marítima para los que fueron construidos, integrándose, de esta forma, en el proyecto 'Faros de España' ideado por Puertos del Estado, proyecto que se encuentra actualmente en la primera fase de trabajo y que concluirán en el primer cuatrimestre de 2014, con nuevos faros que se incorporarán a la red nacional para reforzar las actividades lúdicas, culturales y turísticas de España.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha calificado la iniciativa 'Faros de España' como "un gran proyecto que potenciará las posibilidades al litoral andaluz, ya que incorpora nuevos faros a la red nacional y refuerza las actividades lúdicas, culturales y turísticas de Andalucía".

Para la delegada, 'Faros de España' "mejorará la oferta turística en la costa andaluza, ofreciendo una nueva y singular forma de conocerla, a través de sus faros".

Crespo ha explicado que, desde hace varios años, el Ministerio de Fomento, a través de Puertos de Estado, viene impulsando el desarrollo de iniciativas de usos complementarios en los espacios ociosos de los faros españoles.

Estas iniciativas, provenientes del sector privado, público y público-privado, son tramitadas a través de las autoridades portuarias, siendo Puertos del Estado el departamento que emite el informe vinculante definitivo.

31

Faros en andalucía

De los 187 faros pertenecientes a la Red Litoral de Ayudas a la Navegación Marítima que existen en España, 31 están situados en las costas andaluzas.

Tres, en la de Huelva (El Rompido, Picacho, en Mazagón y Torre de la Higuera, en Matalascañas); diez en la costa gaditana (Bonanza, Chipiona, Rota, Cádiz, Cabo Roche, Trafalgar, Camariñal, Tarifa, Punta Carnero y Punta Carbonera); siete en la de Málaga (Marbella, Calaburras, Punta de la Doncella, Málaga, Torre del Mar, Torrox y Alborán); tres, en la provincia granadina (La Herradura, Sacratif y Castell de Ferro) y ocho más en las costas almerienses (Adra, Punta de Baños, Sabinal, Almería, Cabo de Gata, La Polacra, Garrucha y Mesa de Roldán).

De estos 32 faros, 15 mantienen usos complementarios diversos, aparte de su objetivo primordial de ayuda a la navegación marítima. En Cádiz, los de Chipiona y Bonanza están habilitados como centro de artes y exposiciones.

En Huelva, el faro de El Rompido está equipado como centro cultural; el del Picacho de Mazagón, como centro de formación y conferencias y el de Torre de la Higuera como estación SIVE (Sistema Integral de Vigilancia Electrónica).

Los faros situados en la costa malagueña, Punta de la Doncella, de Málaga, Marbella, Torre del Mar y Torrox presentan usos para centros de arte y exposiciones, vistas, observatorios y centro cultural.

En Granada, Sacratif y Castell de Ferro se usa, además, como estación SIVE, y en Almería el faro de Alborán posee un centro de interpretación; el de Sabinal como un espacio para exposiciones y el faro de Garrucha para otros usos culturales.

Además, en la actualidad ya están en actividad en España 53 faros para distintos usos: 28 como centros de interpretación/arte/exposiciones; doce como espacios culturales y de formación; cinco faros como centros de investigación y laboratorios/observatorios; siete habilitados para cafeterías y restaurante y uno más como acuario.

Mejorar la operatividad

Actualmente, la nueva forma de gestión de los faros, su automatización y la mejora de las comunicaciones, en general, originan que algunos de estos carezcan de operatividad o uso.

Por ello, con objeto de conservarlos y acercarlos a la sociedad, se están potenciando iniciativas de puesta en valor de los mismos a través de actividades complementarias.

De ahí que Puertos del Estado haya puesto en marcha el proyecto 'Faros de España', que se orienta, fundamentalmente, hacia el uso como alojamiento en dichos espacios ociosos existentes en algunos de estos faros, proporcionando, así, una oferta turística única.

Esta iniciativa pretende incentivar y dinamizar una buena parte del tejido empresarial relacionado con el ámbito hostelero y gastronómico, potenciando, con ello, la imagen de España, como destino singular.

Inicialmente se ha creado un grupo técnico de trabajo formado por representantes de autoridades portuarias y Puertos de Estado con el fin de coordinar las actuaciones futuras en esta materia en los ámbitos técnico, jurídico y urbanístico y se espera que la primera fase de sus trabajos concluya en el primer cuatrimestre de 2014 con nuevas incorporaciones al programa.

El uso como alojamiento es posible con una autorización expresa del Ministerio de Fomento o del Consejo de Ministros, según la ubicación de la ayuda a la navegación en relación con el borde del mar de los faros afectados.

El servicio de señalización marítima que presta la Red Litoral de España tiene un coste directo medio anual de unos 9,5 millones de euros, financiado por las autoridades portuarias, a través de la tase de ayuda a la navegación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.