Los equipos específicos, junto al resto de profesionales del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla que colaboran en el complejo proceso de la donación y el trasplante, han realizado tres de estas operaciones entre Nochevieja y Año Nuevo.

El primero de ellos se inició en la tarde de Nochevieja y terminó apenas 15 minutos antes de la medianoche. El equipo hepático, liderado por Miguel Ángel Gómez Bravo, trasplantó un hígado a un varón que actualmente se recupera de la intervención; en este proceso participaron cerca de una veintena de profesionales, según ha precisado la Junta en una nota.

Por otro lado, el centro hospitalario dio la bienvenida al Año Nuevo con dos implantes renales a dos mujeres de 33 y 49 años, que también se recuperan de la operación. En este caso, el equipo de trasplante renal, dirigido por Rafael Medina, junto a otra decena de profesionales del centro comenzaron el año en el quirófano.

Estos tres trasplantes, que han marcado el final y comienzo de año en Sevilla, tienen su origen en una donación que tuvo lugar en un centro hospitalario de la provincia de Sevilla gracias a la solidaridad de una familia que aun siendo momentos tan especiales dio su consentimiento a la donación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.